¿Por qué los lunes sin carne?

Hola chicas y chicos.

Espero que se encuentren súper bien. Hoy lunes, muchos ánimos y mucha buena energía. Empecemos la semana con buen pie.

Hoy quería contarles el porqué de los lunes sin carne y el porqué decidí compartir con ustedes esta tendencia (por darle un nombre).

¿Por qué sin carne?

Porque vivir sin carne una vez a la semana puede reducir el riesgo de enfermedades crónicas que pueden ser previsibles, como la diabetes, el cáncer, las enfermedades cardiovasculares y la obesidad. Además el no consumir carne una vez a la semana también puede ayudar a reducir nuestra huella de carbono y ahorrar recursos preciosos como los combustibles fósiles y principalmente el agua dulce.

Además, ciertos estudios han evidenciado que el consumo de una dieta rica en frutas y verduras, y una cantidad limitada de carne roja puede aumentar la longevidad.

Sin mencionar además el impacto que tiene en nuestro bolsillo el aumentar nuestro consumo de alimentos que no sean de origen animal, tanto por el costo de la comida en si, como el costo por las medicinas y tratamientos que no será necesario pagar en futuro. Si no me lo creen, cuéntenme cuántas medicinas distintas toman ustedes o sus mayores, porque mientras más envejece el cuerpo más medicinas se hace necesario tomar, pero al final nunca nos sentimos al 100%, una gripe, un dolor de cabeza, dolor en las articulaciones, una “alergia” que nunca se detiene y sin mencionar los gastos que genera la obesidad, como pastillas para la tensión, pastillas milarosas para perder peso, cremas para urticaria y así vamos. Anualmente en los países por enfermedades relacionadas a la obesidad son altísimos, entonces al reducir nuestro riesgo de estas condiciones, podemos reducir el gasto sanitario en todo el país.

Y lo mejor, es el ahorro por el costo de los alimentos. Muchas personas a ahorrar dinero mediante la adición de comidas sin carne a sus menús semanales. Comidas sin carne se construyen alrededor de vegetales, verduras, frijoles y granos como sustituto de la carne, que tiende a ser más costosa. Y aquí quiero hacer una pausa, porque si es cierto que hay muchos carbohidratos almidonados y no almidonados que sustituyen la ingesta de alimentos cárnicos, pero el vivir a una dieta alta en azúcares refinados no ayudaría a mejorar nuestra salud, por eso hice mención  a los alimentos naturales y no refinados de mayor calidad para sustituir la carne. Seguimos, este ahorro es en parte debido a la producción de carne requiere los servicios públicos como la alimentación y el transporte. A pesar de que puede ser un reto para servir comidas saludables con un presupuesto, ir sin carne una vez a la semana puede ayudar a ahorrar un poco de dinero que puede invertirse en la compra de mayor cantidad de vegetales y verduras.

Ahora, ¿por qué hago yo un día sin carne a la semana?

Por el medio ambiente. Básicamente me considero ecologista y todo lo que pueda ayudar al planeta, pues trataré de hacerlo. Desde reciclar viejos contenedores de plástico hasta reducir el consumo de carne. Sin mencionar que de verdad me parecen sumamente tiernos los cerdos y las vacas, y he visto que las aves “beneficiadas” terminan muriendo ahogadas en camiones antes de llegar a los mataderos, es triste :'(.

Entonces, el reducir la ingesta de carne ayuda a minimizar el uso de agua, pues la cantidad de agua necesarias para la ganadería son mucho mayores que las de verduras y granos. Se necesitan aproximadamente 1.850 litros de agua para producir 1/2 kg de carne de res. Y al contrario se requieren aproximadamente 39 litros de agua para producir 1/2 kg de hortalizas. ¿Ven la diferencia? Es abismal.

Todo esto sin mencional la producción de gases de efecto invernadero y el uso de combustibles fósiles necesarios para la producción de cada tipo de alimento. Son altísimos en el caso de la industria cárnica.

Entonces, el impacto de 1 día a la semana de solo una persona puede ser insignificante, pero si los +7.000.000.000 de personas del mundo contribuyéramos de esta forma un día a la semana, podríamos ayudar un poco más a nuestro planeta a durar, a tener un poco más de agua para el futuro que se ve tan cerca. Tratar de vivir un poco más natural y en armonía con el ambiente.

En casos desesperados, cualquier ayuda es bienvenida. Así que los invito a sumarse. No les digo que se vuelvan vegetarianos o veganos, es solo una contribución al planeta y a tu salud. 

Un beso.

Despedidas y bienvenidas

Hola chicas y chicos.

Como recordarán, el pasado mes de enero compartí con ustedes mis resoluciones para este año. Uno de los puntos era tener metas reales en tiempo determinado. Y es por eso que pensé en hacer una evaluación trimestral, para poder medir mi avance, así como poder verificar si lo que hago está dando buenos resultados y lo que no, pues cambiarlo. Sin embargo yo con ustedes solo compartí algunas de mis metas de este año, así que les mostraré mi evaluación de esas metas que les conté.

Entonces. ¿cómo me ha ido?

  1. Libros leídos al 31 de marzo: 5 libros. Creo que muchos de ellos ya los conocen y otros puede que no, sin embargo recomiendo mucho leerlos. Se que les compartí una lista de libros, sin embargo yo no había pensado cumplir esa lista, sino leer por lo menos un libro al mes e intentar leer por lo menos 8 libros nuevos (porque soy un mounstrico de releer libros que ya he leído).
    * Secrets of the millionare mind de T. Harv Eker. Es uno de estos libros de experiencias personales en materia de dinero. Este libro es parecido a una mezcla entre Padre Rico, Padre Pobre y El Secreto.  Si hay algo muy real, es que la palabra puede definir mucho las acciones que tomamos, pues normalmente terminamos enfocados en lo que queremos lograr. No se, es un buen libro, lo recomiendo si buscan un poco de inspiración en materia económica.
    * Más allá del olvido de Patrick Modiano. Esta es una novela ambientada en París, de una pareja de jóvenes, sin trabajo y que buscaban de ganarse la vida. En el camino, otro joven que vendía libros se topa con ellos y empiezan una amistad que termina en una historia de amor, con mentiras, huidas, robos, madurez y como enfrentar la adultez. Es muy bonita y fácil de leer, de verdad 100% recomendada.
    * El camino de El Dorado de Arturo Uslar Pietri. A decir verdad desconocía este libro. Lo encontré en una feria del libro y lo compré porque estaba muy barato, sin embargo no deja de llamar mi atención porque es una novela histórica y yo amo saber de la historia de todo, pero más aún de mi país. Esta novela está basada en la búsqueda de El Dorado en la expedición de Pedro de Ursúa y cómo el tirano Lope de Aguirre se hizo de su expedición y la convirtió en una guerra contra el Rey.  La escritura de Pietri totalmente llena de detalles, pero sumamente fácil de digerir, es fácil sentirse dentro de la historia.
    * Una vacante imprevista de J.K.Rowling. Este libro lo tenía desde hace muchos años en mi biblioteca, esto fue (aunque en su momento no quería admitirlo) por el choque que me generó el cambió de las historias de Harry Potter a otro tipo de historias. Pero este año lo tomé de nuevo y he de decir que me encantó. Es una historia sobre pobreza, drogas, marginalidad y la indiferencia de la sociedad ante todo aquello que no es socialmente aceptable. De verdad entras en conflicto mientras lo lees, este libro me enganchó durante toda una semana (sí, se lee muy rápido) a pesar de ser novela es todo bastante real, era como escuchar las historias de personas de mi entorno. Siento incluso la necesidad de agradecer a Rowling por esta novela y pedir disculpas por dudar durante tantos años.
    * Los miserables de Víctor Hugo. Un clásico de la literatura, amo los libros escrutos durante el romanticismo, tan crudos y detallados.  Este libro nunca lo había leído, pero si había visto todas las versiones en películas. He de decir que lo amé, lloré, me indigné. Es hermoso. Lectura obligada.
  2. Publicaciones semanales: 2 😀 y esto me hace muy feliz, pues he intentado mantenerme juiciosa y planificar mis entradas. Esto ha resultado ser una actividad bastante gratificante :).
  3. Trabajo hecho a mano: Muy poco. He de decir que en realidad que sigo con el mismo “problema” de falta de tiempo. No he conseguido organizar bien mi tiempo para el desarrollo de manualidades. Sin embargo he vuelto a hacer comida los fines de semana y eso ha calmado un poco las ganas de crear.
  4. Hasta ahora llevo solo 1 día vegetariano al mes. Lo sé, no es mucho, pero toda contribución es buena. Necesito equilibrar un poco más mis compras de alimentos saludables.
  5. Aún no se hablar francés. Sin embargo si estoy estudiando, no en un instituto sino por la página de Duolingo. Es bastante interactivo y recientemente descubrí que si estudias directo desde su página de internet tienes mucha más información disponible que te ayuda a comprender mejor las lecciones. Es como tener clases por escrito particulares :).

Y sí, estos han sido mis primeros tres meses. Aún tengo muchas cosas por mejorar pero lo bueno es que tengo tiempo por delante y las ganas de hacerlo. No ha sido de verdad tan malo, más bien siento que voy muy bien.

¿Qué debo mejorar? Pues, necesito hacer un uso más óptimo de mi tiempo, aún paso mucho tiempo en ocio (en mis ratos de descanso y al final te consume y no quieres hacer nada más, solo permanecer en cama postrado. Así que me parece que hacer una agenda (journal) un tanto más detallado puede ayudarme con esto. Segundo, buscar mantenerme motivada, es fácil aburrirse, pero ver lo que me motiva a seguir puede facilitar las cosas.

Y ustedes, ¿cómo van con sus resoluciones de año nuevo? ¿se animaron o ya renunciaron?

Espero que no hayan renunciado a sus metas, mantengamos esos ánimos en alto.

Un beso.

10 días para el cumpleaños

¡Que rápido ha pasado el tiempo!

56b54aa51075ax900

Hola chicas y chicos, ¿cómo están el día de hoy?

Yo estoy bastante contenta porque dentro de 10 días ya habré cumplido 30 vueltas completas al Sol. E insisto, que rápido ha pasado el tiempo. Cuando veo hacia atrás veo todo lo que he vivido, todos los cambios que he experimentado, las cosas que he aprendido. Han sido miles de cosas y aún así me parece que ha sido tan poco tiempo. Que cosas, ¿no?.

He visto 7 mundiales de fútbol y 7 olimpiadas, aunque solo pueda recordar los últimas 4 de cada uno. He vivido la forma de ver y escuchar que experimenta el mundo, desde un walkman hasta el spotify, desde esas TV culonas hasta netflix. He visto renacer modas de mi infancia que hasta hace unos 3 años detestaba y hoy día ya no las veo tan mal. Me he enganchado con hechos del pasado, para así entender mejor el porqué de las cosas que vivo ahorita. Incluso he visto lo que yo llamo la extensión de la juventud.

Cuando era niña veía a la gente de 30 como unos señores, algo así como el súper adulto, trabajador, con familia, carro, casa, responsabilidades y que solo bebían licor caro. Algo así como Richard Gere en Pretty Woman. Y ahora que llego yo a los 30, pues, no veo a nadie así, es como cuando tenía 23 pero con un poquitico más de control en mi vida. Aún siento que tengo un largo camino por recorrer, aún pienso en “las cosas que lograré cuando sea grande”.

Y no me molesta, de verdad. Se que no soy una niña, pero tampoco soy una anciana. Aún hay camino por recorrer y de verdad me siento muy emocionada por saber que traen los próximos 30 años. Y como ya he venido, no olvidar quien fui y así sabré o entenderé quien soy y quien seré. Sin olvidar que sigo siendo una niña a la que le gusta jugar con tierra en un cuerpo más crecido, que a pesar de mis responsabilidades siempre hay espacio para mis sueños y para colorear.

Así que este año, a celebrar. Y a darme unos cuantos regalos, pues normalmente me dejo en último.

Regalarme un viaje, tener más plantas a mi rededor, empezar a minimizar mi consumo, cuidar más mi piel, crear un espacio de meditación. Ya a esta etapa de mi vida, empieza a importarme poco lo que los demás opinen, o por lo menos no permito que los que otros piensen sobre mi me haga daño, es la mejor liberación que se puede tener.

Estoy muy emocionada. Así que los tendré al tanto 🙂

Besos.

Días en blanco y negro

Hola a todos.

Tal vez se pregunten el por qué del título de hoy, pero la realidad es que, por un momento la realidad del mundo me ha alcanzado. No se si entienden, pero es algo como esos días en los que, por más que te estás esforzando, las cosas no terminan de salir bien, más bien empiezan a salir mal.

Y aunque normalmente me considero una persona positiva, creo en esto del poder de la palabra y en lo importante de irradiar pensamientos positivos al universo para que este te ayude a conseguir las cosas (sueno demasiado a El Secreto, lo sé), pero estos días no han sido precisamente esos días. Más bien me siento encerrada en un paisaje en blanco y negro y en alto contraste. Hacia donde volteas te sientes aturdido, algo como que la ausencia de tonos lastima tus ojos y exprime los colores del alma.

Puede que sea normal tener días así, como si un dementor hubiera llegado a repartir su frialdad por un rato.

photo_2017-03-21_14-13-36

Foto tomada en Isla de Plata – Mochima – Venezuela

Creo que necesito tener un momento de introspección. Un momento de encontrar mi alegría. Por ahora soy solo un manojo de nervios y humor cambiante.

Pero no se preocupen, mi humor no les lastimará, están protegidos por la distancia que hay de mi pantalla a la de ustedes.

Gracias por leer. Nos vemos pronto.

Besos

——

P.D.: ¿qué les pareció la foto? Esa la tomé hace unos años y describe perfecto el escenario, belleza oculta, contraste y sin colores, con una nube de contaminación en el medio. Anyway, bye.

Casi 30

Hola chicas y chicos.

Hoy quería hablar con ustedes de un tema que tiene días, por no decir meses, dándome vueltas en la cabeza. Y es que voy a cumplir pronto 30 años. Son 3 décadas de vida, y aunque pasó bien rápido, son un montón de años.

 Recuerdo que yo era de esas que hacía “bullying” a mis amigos cuando cumplían 30, pero al final creo que mi “yo” interna me está haciendo bullying. Pero al final no es broma, el cuerpo se siente diferente, es eso o uno entra en una segunda adolescencia y las hormonas empiezan a gastarte malas tretas (o tal vez solo a algunas).

Así que me disculpo con todas mis amigas a las que he fastidiado por llegar a su tercera década de vida xD.

La cosa es, que nosotros aprendimos de nuestros padres y abuelos nos enseñaron (porque así lo vimos) que alguien de 30 es un(a) señor(a), ya debería estar “realizado” o en vías a, probablemente casado, con un trabajo fijo, con hijos y amigos de tu edad en tu misma situación.

Pero la realidad ahorita es un poco más diversa. A los 30 los tenemos casados, solteros, divorciados, con hijos, sin hijos, independientes y los que aun viven con sus padres. Pero creo que la mayoría tenemos esa “crisis” de los 25 en lo que no sabemos qué hacer con nuestras vidas. Eso chocando con la confusión que a los 30 no somos como nuestros padres ni abuelos a los 30 (bueno, algunos sí), nos deja una loquera y confusión en la cabeza que, a fin de cuentas, si te deja pensativo (lamentablemente a veces más de una forma destructiva que otra).

Así que creo que lo mejor que puedo hacer en este momento es tomarme las cosas con calma. Aceptar el hecho que llegué a 3 décadas de vida y (si) sigo siendo una muchachita, a fin de cuenta mi cerebro se siente más joven de lo que es, y más aun que el hecho de tener 30 no es ser viejo, ya el promedio de vida en el mundo ha aumentado y por ello los 30 ya no es la mitad de la vida.

Así que, aunque no me emociona mucho el hecho de celebrar el hecho que me acerco a la “adultez”, si quiero intentar hacer algo lindo para animarme :), además, si yo fuese Hobbit aun estaría a 3 años de alcanzar apenas la mayoría de edad (creo que deberíamos adoptar esta costumbre xD).

Ya estamos casi a 1 mes de este evento. Ya veremos que se me ocurre de aquí a la fecha.

Un beso.

Vida orgánica

Hola chicas y chicos. Hoy quiero hablar con ustedes de un tema que es recurrente para mi. Una de mis metas en la vida es intentar comer lo más orgánico que pueda. Básicamente tengo esta creencia que muchas de las enfermedades y malestares están relacionados a nuestra alimentación.

Digo, al final se incorporaron un montón de químicos y se modificaron las estructuras de muchos alimentos (entiendo que en un principio fue en pro de solucionar problemas de hambruna), peor que al final han estado dañando nuestros animales, nuestras tierras y por ende a nosotros que somos los consumidores al final de la cadena.

Y no conforme está todo este procesamiento del alimento para poder venderlo como snack en cadenas, que al final están llenos de ácidos y conservantes. Y si hay algo que no quiero dentro de mi cuerpo son conservantes químicos.
Puede que suene gracioso hasta cierto punto, algo como para detener el envejecimiento del cuerpo, pero no creo que sea sano, es como tener una herida todo el tiempo encerrada bajo una curita, se humedecerá y no sanará, o en su defecto se dañará.

No quiero ser como un pedazo de carne que lleva meses en la carnicería y está de color azul. O como una salchicha que dura años en el congelador de nuestra casa.

Me gustaría que mi cuerpo sea lo más orgánico posible (si es que esto tiene sentido decirlo), desde niña siempre he sido de las que dice “no quiero operarme, quiero morir con las piezas con las que vine”, peor por situaciones de la vida tuve que quitarme una de esas piezas con las que vine xD y sigo negada a tener que seguir dejando partes de mi cuerpo como si fueran basura en esta tierra.

Entonces. ¿Qué hacer?, la respuesta obvia sería – Gabriela, tienes que cuidarte más – . Pero ¿cómo? he ahí el meollo del asunto. Si buscas por internet vas a encontrar cosas como “conviertete al vegetarianismo”, “mejor al veganismo”, “vive paleo”, “come solo proteínas y olvida las frutas”, “come solo frutas y vergetales crudos”,  “olvídate de la medicina convencional”, “olvídate de la medicina tradicional”, “vive haciendo ejercicio”, etc., etc., etc.

Lo sé, es muy confuso y uno no sabe ya a quién creerle. Lo que sí se es que disfruto de comer vegetales, verduras y proteína animal también (aunque no descartaría ser vegetariana a largo plazo solo porque me da dolor ve sufrir animales). Entonces lo que empezaré a hacer es consumir alimentos no procesados, buscar preservantes naturales como la pectina o algunas levaduras y alimentos libres de pesticidas, de verdad no quiero esos químicos dentro de mi cuerpo, sería como inhalar insecticida >.<

Así que solo quería compartir esto con ustedes. Se que para mi no será un proceso veloz, pues cosas como las harinas son altamente procesadas, pero seguro encontraré versiones menos procesadas y menos dañinas para poder suplir alimentos que forman parte de mi dieta diaria.

Limpiar mi organismo es el inicio de un proceso de desintoxicación grande en mi vida.

Y ustedes, ¿qué opinan sobre este proceso de limpieza y buscar una vida más orgánica? ¿Lo harían? o por el contrario permanecerían con los alimentos que tenemos. De verdad me gustaría saber su opinión al respecto.

Nos leemos pronto.

Besos.

Resoluciones de año nuevo que si funcionan

Hola chicas y chicos.

Como les había comentado en el post anterior, este año me decidí por realizar de nuevo mi lista de metas para este año. Pero, ¿por qué realizar esa lista de resoluciones que a final de año nos deprime revisar y comprobar todo lo que no logramos? ¿por qué seguirnos torturando de esa manera?

Bueno, déjenme decirles que es probable que lo hayamos estado haciendo mal. ¿De qué nos sirve hacer una lista de propósitos que dejaremos olvidada en alguna gaveta? Pues obviamente de nada.

Aquí, las metas, funciona igual que ese horario de clases que uno anotaba de niño en el colegio, para no olvidar a qué hora o qué clase se tendría ese día. La idea sería hacerla divertida y llamativa, además de tenerla en un lugar visible, como en tu peinadora o en la pared de tu mesa de trabajo. Tenerla siempre a la vista, y así ayudarnos a mantenernos enfocados en lo que dijimos que haríamos este año. Es nuestro ToDoList para llenar nuestra alma de satisfacción y nuestra vida de salud física y mental.

writing

Sin embargo, este tiene un par de modificaciones. La primera es, según las recomendaciones dadas en quien escribió El Secreto y todos los libros subsecuentes, consolidar la idea, es decir, afirmar como si en efecto ya sucedió. Por ejemplo, ‘conseguí mi apartamento tipo estudio con un puesto de estacionamiento y equipado’. ¿Ves?, ya lo dejaste entrar en tu vida, lo aceptaste como tuyo.

La segunda modificación (por darle un nombre conveniente), es definir el cómo se va a hacer. De nada sirve decir que vas a perder 10 kilos de peso si no sabes cómo lo harás. Para ello es necesario definir un plan. Si tu meta es el peso (tu objetivo principal), debes seguir varios pasos, como cambiar tu alimentación, iniciar algún tipo de actividad física, buscar un grupo que tenga metas similares y te apoyen en el camino (objetivos específicos), para así conseguir tu resultado.

Así que, con la vista puestas en estas recomendaciones que les comparto (y me comprometí a seguir), quiero compartir con ustedes algunas metas que me he fijado para este año.

  1. Leer un libro nuevo cada mes.
    No tiene que ser precisamente nuevo, pero si por lo menos literatura diferente. Para ello, buscaré reseñas de libros por internet y de ahí paso a las librerías.
    Una buena idea que pretendo aplicar es esta.
    d0588798caa40a5cbd6df046bb0f84d5
  2. Publico en el blog de forma constante.
    No puedo tener tantos vacíos como el año anterior, así que generaré ideas de contenido por adelantado y aprovecharé los momentos de inspiración. La carpeta de borradores es mi amiga y no debo temer a ninguna idea que cruce por mi mente.
  3. Dejo a mis manos expresar sus propias ideas.
    Siempre he sido bastante creativa y he dejado que “la falta de tiempo” afecte eso, así que esta vez me permitiré un día a la semana para esa expresión artística de mi. Crearé un pequeño espacio en mi habitación que me ayude con la inspiración y me dedicaré a hacer pequeñas manualidades que llenen mi alma de alegría.
  4. Como menos proteína animal y más proteína vegetal.
    Esto lo hago no porque odie la carne, sino porque me amo y quiero estar saludable y porque mi conciencia ecológica me grita muchas veces que ayude un poco.
    Es por ello que iniciaré una búsqueda bien detallada de como suplir estos nutrientes en mi organismo, generaré sustituciones de recetas que me gustan y empezaré de a poco, este año será con los conocidos ‘Lunes sin carne’ o #meatlessmonday.  por ello.

    4-ingredient-zucchini-tater-tots-3532-683x10241

    Imagen de She Likes Food

  5. Se hablar francés.
    De hecho ahorita no, pero si espero hablar francés al terminar este año. Es un idioma que me parece hermoso, y como ya hablo inglés, me parece un buen tercer idioma para aprender. Para ello empecé con las pequeñas lecciones de Duolingo, intentaré hacer una lección al día. Igualmente escuchar más música o noticias en francés que me ayuden a entender el idioma. Esperemos a ver como me va yendo 🙂

Y estas son algunas de mis metas para este año. Aun estoy trabajando en ellas y planeó hacerlas como un mapa del tesoro, porque una imagen dice más que mil palabras, así que ya les contaré.

Intentaré hacer un cierre trimestral para ver como he avanzado en estas metas y si debo cambiar el cómo hago las cosas para conseguirlas mejor.

Espero que esta pequeña información les ayude con sus propósitos para este año. Me gustaría saber cuáles son las metas de este año de ustedes. Si tenemos algunos en común podemos ser una comunidad de apoyo, o incluso intentar hacer publicaciones más relacionadas al tema en específico. ¿Qué dicen?

Iniciemos el 2017 con buen pie.

Besos.