Estaba perdida, no estaba de parranda

Hace dos semanas fue mi última publicación en el blog. Desde entonces me tomé unas “vacaciones”, mi mente se encontraba caótica y desastrosa. No habían ideas que fluyeran con calma de ella y aún hoy esta un poco dispersa.

Creo que está algo relacionado a esta lista de supermercado que nos entregan al nacer, con las metas que debes ir alcanzando en cada etapa (años) de tu vida, esa que dice cuándo estudiar, comprar casa y carro, casarnos, tener hijos y esperar a no morir para hacer algo más con nuestras vidas. Aprendemos a frustrarnos cuando no podemos hacer check en algunos de los ítemes. ¿Por qué?. ¿Por qué nos cuesta tanto ver nuestra vida no es solo un procedimiento?. El éxito puede medirse de muchas formas, particularmente la mía es midiendo mi grado de tranquilidad en la vida. La paz y la felicidad valen ahorita para mi mucho más que mucho trabajo y/o dinero.

Pero aceptarnos como somos implica un cambio en todo, ¿no es así?. Debemos dejar de vernos como insuficientes o como quien todo puede resolverlo, ser menos como la sociedad nos quiere y ser más como nosotros queremos. Creo que eso disminuiría grandemente los indicadores de insatisfacción y frustración en cada país del mundo.

3567ef3763dd48bec51058562493166f

Entonces, nos toca aprovechar la maleabilidad de nuestro cerebro. Pero lo más importante sería abrirnos y regresar a esa primera infancia, donde todo era nuevo y nuestras necesidades eran muy básicas. Aprender de nuevo, sobre todo aprender a ser personas asertivas, a perdonar y a aceptar lo que la vida (cosmos, Dios, universo o como desees llamarlo) nos ofrece, pues al final, todo lo que sucede es para bien. Solo al resistirnos vemos resultados negativos, es como el dolor anticipado a la vacuna y los movimientos que haces cuando la colocan, en lugar de relajarnos, aceptar la pequeña dosis de dolor que nos toca y tomar lo bueno que viene de todo esto.

Se que todas estas cosas que les cuento, aunque suenen a recomendación para ustedes, en su mayoría son recomendaciones que me doy a mi misma. Para entender cada día y poder disfrutarlo al máximo. La vida es una sola y es muy corta como para preocuparme en si me alcanza el sueldo, si algún político hizo o dejó de hacer, quién vino y quién se fue.

Todo lo que viene es para mejor, para crecer como ser único que eres. Entonces no hay que desesperar, hay que aprender, hay que ocuparse y hay que aceptarse, con sus altos y bajos, en nuestros momentos de luz y nuestros momentos de oscuridad. La vida sigue y el mundo no deja de girar porque un invierno fue más largo de lo habitual o porque el verano fue muy caliente. Todo está en equilibrio y en armonía.

Entonces, intentemos estar en armonía.

Besos.

Inspiración – Venecia

Existen muchas formas de aprender en la vida. La más común, por ensayo y error, la segunda es por la experiencia de otros.
Ambas son validas para mi. Con una se sufre menos, con la otra la satisfacción es mayor.

Sin embargo hay una tercera manera de aprender. Una mezcla de la primera y la segunda, y es viajando. Escuchando al lugareño, perdiéndote entre las calles de un poblado, adoptando sus costumbres como tuyas y disfrutando de un amanecer.

Hoy quisiera perderme en Venecia. Entre sus callejones inundados, sus pequeños restaurantes con balcones que dan a los canales. El frñio en invierno y la inmensa cantidad de turistas en verano.

Simplemente, quisiera una temporada allí.

¿Ustedes qué opinan? ¿Les gusta viajar para conocer, descansar o convertirte en parte de la ciudad?

Besos.

Vida orgánica

Hola chicas y chicos. Hoy quiero hablar con ustedes de un tema que es recurrente para mi. Una de mis metas en la vida es intentar comer lo más orgánico que pueda. Básicamente tengo esta creencia que muchas de las enfermedades y malestares están relacionados a nuestra alimentación.

Digo, al final se incorporaron un montón de químicos y se modificaron las estructuras de muchos alimentos (entiendo que en un principio fue en pro de solucionar problemas de hambruna), peor que al final han estado dañando nuestros animales, nuestras tierras y por ende a nosotros que somos los consumidores al final de la cadena.

Y no conforme está todo este procesamiento del alimento para poder venderlo como snack en cadenas, que al final están llenos de ácidos y conservantes. Y si hay algo que no quiero dentro de mi cuerpo son conservantes químicos.
Puede que suene gracioso hasta cierto punto, algo como para detener el envejecimiento del cuerpo, pero no creo que sea sano, es como tener una herida todo el tiempo encerrada bajo una curita, se humedecerá y no sanará, o en su defecto se dañará.

No quiero ser como un pedazo de carne que lleva meses en la carnicería y está de color azul. O como una salchicha que dura años en el congelador de nuestra casa.

Me gustaría que mi cuerpo sea lo más orgánico posible (si es que esto tiene sentido decirlo), desde niña siempre he sido de las que dice “no quiero operarme, quiero morir con las piezas con las que vine”, peor por situaciones de la vida tuve que quitarme una de esas piezas con las que vine xD y sigo negada a tener que seguir dejando partes de mi cuerpo como si fueran basura en esta tierra.

Entonces. ¿Qué hacer?, la respuesta obvia sería – Gabriela, tienes que cuidarte más – . Pero ¿cómo? he ahí el meollo del asunto. Si buscas por internet vas a encontrar cosas como “conviertete al vegetarianismo”, “mejor al veganismo”, “vive paleo”, “come solo proteínas y olvida las frutas”, “come solo frutas y vergetales crudos”,  “olvídate de la medicina convencional”, “olvídate de la medicina tradicional”, “vive haciendo ejercicio”, etc., etc., etc.

Lo sé, es muy confuso y uno no sabe ya a quién creerle. Lo que sí se es que disfruto de comer vegetales, verduras y proteína animal también (aunque no descartaría ser vegetariana a largo plazo solo porque me da dolor ve sufrir animales). Entonces lo que empezaré a hacer es consumir alimentos no procesados, buscar preservantes naturales como la pectina o algunas levaduras y alimentos libres de pesticidas, de verdad no quiero esos químicos dentro de mi cuerpo, sería como inhalar insecticida >.<

Así que solo quería compartir esto con ustedes. Se que para mi no será un proceso veloz, pues cosas como las harinas son altamente procesadas, pero seguro encontraré versiones menos procesadas y menos dañinas para poder suplir alimentos que forman parte de mi dieta diaria.

Limpiar mi organismo es el inicio de un proceso de desintoxicación grande en mi vida.

Y ustedes, ¿qué opinan sobre este proceso de limpieza y buscar una vida más orgánica? ¿Lo harían? o por el contrario permanecerían con los alimentos que tenemos. De verdad me gustaría saber su opinión al respecto.

Nos leemos pronto.

Besos.

Siga siendo niño

Hoy es otro miércoles más, las nubes se han apoderado de la ciudad y no para de llover. Me gusta la lluvia pero un poco más separada, tantos días de grises despertares y anocheceres afectan sin querer mi ánimo, así como el del colectivo, aunque los escuches decir “me encanta cuando está nublado”. Esa pequeña mentirita que nos decimos para verle el lado positivo a días húmedos.

En fin, esta mañana estaba revisando una de mis carpetas de pinterest (mi carpeta de lugares a los que quiero ir) mientras trabajaba, para escaparme por un momento de mi rutina, de mis dibujos de vigas y desplazarme a lugares de mágico aspecto y que parecen querer brindarme su alegría, aunque un patadón a la realidad me recuerdan que son eso, un sueño.

En estos casos recurro a mi amigo Cabral, el siempre está allí fielmente verbalizando mi sentir. El de hoy es “quisiera ser niña de nuevo”, donde las responsabilidades parecían más bien obligaciones pero que me traían diversión y todas esas memorias que tengan en su mente.

00e09b63644312e2175e63d59d8d9447

No crezca mi niño,
No crezca jamás,
Los grandes al mundo,
Le hacen mucho mal.

Johner Bildbyra AB
+46 8 644 83 30
info@johner.se
sales@johner.se

El hombre ambiciona,
Cada día más,
Y pierde el camino,
Por querer volar.

232c5f85b8300ccd4b61e9fa1cfea22b

Vuele bajo,
Porque abajo,
Está la verdad.
Esto es algo,
Que los hombres,
No aprende jamás.

8cce8da2b0c882ac43fbac2707bd29c5

Por correr el hombre
No puede pensar,
Que ni él mismo sabe
Para donde va.

936b504d7a01e6a1503e33408c7fe625

Siga siendo niño,
Y en paz dormirá,
Sin guerras,
Ni máquinas de calcular.

c54d8fcbe6f88ade15364bca158aa18a

Dios quiera que el hombre,
Pudiera volver,
A ser niño un día
Para comprender.

Que está equivocado,
Si piensa encontrar,
Con una chequera,
La felicidad.

a23a06c81564a0cca59c71e88c9878d3 Besos desde este rinconcito

Aceptar el reto

Recientemente he estado leyendo en diferentes blogs una serie de publicaciones sobre toma de decisiones, aceptación a los cambios, aceptar retos y cambiar tu estilo de vida.

Sé que ustedes  han encontrado publicaciones similares, pues todos en algún momento de nuestras vidas nos sentimos estancados o perdidos. Sin embargo, casi ninguna de estas publicaciones inicia con un “evalúate y verifica si estás satisfecho con la vida que llevas ahorita”, empiezan con algo más o menos parecido a “un día desperté cansado y decidí cambiar mi vida, te cuento la historia de mi éxito”. Hey, eso no está mal, al parecer ha funcionado muy bien, pero, ¿cuántas de esas personas que leyeron esas publicaciones se sintieron verdaderamente inspiradas o a ser consecuentes en lo que querían hacer?, mejor dicho, ¿cuántas de esas personas terminaron más frustradas al final?, de estas conozco un montón (incluyéndome).

Es por eso que he dado con unas páginas donde la vivencia es algo más “real”, el cómo cambiaron y por qué lo hicieron.

Yo personalmente opino, si necesitas un cambio, adelante, pero no lo hagas porque parece la moda. De repente se preguntaran ¿cambiar por moda?, pues sí. ¿Cuántos de nosotros no nos hemos sentido contagiados de emociones descritas por otra persona? y muchas veces las tomamos para nosotros mismos y decimos “es cierto, me siento fracasado por mi falta de -lo que sea- así que haré lo que *inserte personaje de inspiración*”. Estas personas normalmente dan ciertos tips de qué hicieron y se enfocan en mostrar el resultado, porque nadie quiere ver en Instagram a la gordita llorando y sudando día tras día, quiere ver el resultado con su respectivo #beforeandafter y las recetas de mantenimiento; y porque para esta persona, ya el camino lo recorrió (¿habrías tú de recorrer todo el tiempo el mismo camino para animar a alguien más?).

Así que, lo que quiero decirte (y a la vez me lo digo a mi misma) es que evalúes bien tu estado actual y te preguntes:

  • ¿Soy feliz con mi situación actual?
  • ¿Tengo todo lo que necesito?
  • ¿Me siento feliz con quien soy hoy?

Si contestaste que si a todas, ¡felicidades! sigue así y que no te convenzan de lo contrario.

Si contestaste que no a alguna de ellas, entonces ubica lo que necesita modificarse y empieza a buscar inspiración para obtener resultados. Allí son muy útiles los casos de éxito que leemos, pero recordemos que su éxito provino de cambios internos y encontrar su propia metodología de trabajo, así que es hora de buscar nuestra manera de cambiar, sin seguir un patrón o una receta.

Y recuerda siempre que te sientas decaído el por qué iniciaste esto en un principio y enfócate en la meta.

¿Están listos?

Besos

Arreglando la casa

Hola. Ya de regreso del fin de semana, no se si con más energía o más cansada.

Se que hay muchos de ustedes que pasan la mayor parte de su vida en la oficina y/o el tráfico, por lo que, estos lugares se convierten en nuestras casas. Si, lo se, es una manera extraña de verlo, pero es verdad, además yo personalmente creo que mientras más se vea el espacio de trabajo como un lugar ameno y cómodo, la rutina de trabajo se hará menos pesada.

Viéndolo desde este punto, empecé hoy a revisar mi escritorio de trabajo (mi “habitación”) y me dí cuenta que tengo demasiadas cosas, carpetas, libros, dos agendas y un cuaderno de notas, millones de post it, unas pelotitas hechas con papel para hacer malabares y una colección de envases plásticos de agua. Es por ello que es hora de una limpieza, pero al final, quedó muy soso, así que decidí darle un poco de color. Aprovechando que tenía algunos post it de colores sin usar, me dije a mi misma “mi misma, hagamos una decoración para las paredes del cubículo” y que mejor que hacer estos corazoncitos:

Son hermosos y, si buscas “corazones de papel” en Internet, encontrarás  miles de sitios con este tutorial ¡Éxito!

¡Pero!, siempre hay un pero, ¿han intentado entrar a estos sites? Todos, y cuando digo todos me refiero a todos, poseen el mismo tutorial con las mismas imágenes ¬¬.

Por lo que me propuse hacerlos. Así que saque mis pos it púrpura y dibuje y corté corazoncitos, de esos que uno siempre dibuja para la mamá en el día de la madre.

Draw

Paso 2: Intentar adivinar como crear el doblez del corazoncito para pegarlo (creanme que me tomo mucho tiempo, porque cada vez que juntaba las partes gruesas del corazón, el pico se formaba hacia el lado contrario, así que doblé las pestañas un poquito para que pudieran calzar mejor y formar el pico hacia la cara externa.

dobladoWP_20150914_004

Paso 3: Pegar las pestañas, si quieren hacerlo para su oficina, por favor usen pega blanca (cola plástica). Yo no tenía disponible así que use tirro (cinta de enmascarar). El primer intento lo hice con un rollito (mala idea), así que en el segundo intento simplemente junté ambas caras y coloqué la cinta.

WP_20150914_008

Ahí pueden observar la diferencia. Lo que resta es repetir el procedimiento una y otra vez. Yo quiero usar otros colores así que hice pocos de ellos.

WP_20150914_007Paso 4: Ya como último paso está el pegarlos a la pared :). Bueno, en mi caso, por ser un empapelado el separador de cubículos fue sencillo, use solo un rollito de tirro puesto en la parte inferior del corazón y listo se adhiere perfecto y así no daño la forma que adquirió el corazón. Para los que vi en Internet pegados directo sobre la pared no se como los adhieren, pero buscaré. Probablemente usen una cinta doble faz que es más resistente.
finish

Y así quedó, me parecen bellísimos y que le dan un toque más personal a mi escritorio.

Al final lo que busco es disfrutar más de mi ambiente de trabajo y hacerlo lo más confortable posible.

Y ustedes, ¿tienen algo que haga su lugar de trabajo más personal?

Espero que este paso a paso les sea de ayuda.

Besos.

Hearts