¿Por qué los lunes sin carne?

Hola chicas y chicos.

Espero que se encuentren súper bien. Hoy lunes, muchos ánimos y mucha buena energía. Empecemos la semana con buen pie.

Hoy quería contarles el porqué de los lunes sin carne y el porqué decidí compartir con ustedes esta tendencia (por darle un nombre).

¿Por qué sin carne?

Porque vivir sin carne una vez a la semana puede reducir el riesgo de enfermedades crónicas que pueden ser previsibles, como la diabetes, el cáncer, las enfermedades cardiovasculares y la obesidad. Además el no consumir carne una vez a la semana también puede ayudar a reducir nuestra huella de carbono y ahorrar recursos preciosos como los combustibles fósiles y principalmente el agua dulce.

Además, ciertos estudios han evidenciado que el consumo de una dieta rica en frutas y verduras, y una cantidad limitada de carne roja puede aumentar la longevidad.

Sin mencionar además el impacto que tiene en nuestro bolsillo el aumentar nuestro consumo de alimentos que no sean de origen animal, tanto por el costo de la comida en si, como el costo por las medicinas y tratamientos que no será necesario pagar en futuro. Si no me lo creen, cuéntenme cuántas medicinas distintas toman ustedes o sus mayores, porque mientras más envejece el cuerpo más medicinas se hace necesario tomar, pero al final nunca nos sentimos al 100%, una gripe, un dolor de cabeza, dolor en las articulaciones, una “alergia” que nunca se detiene y sin mencionar los gastos que genera la obesidad, como pastillas para la tensión, pastillas milarosas para perder peso, cremas para urticaria y así vamos. Anualmente en los países por enfermedades relacionadas a la obesidad son altísimos, entonces al reducir nuestro riesgo de estas condiciones, podemos reducir el gasto sanitario en todo el país.

Y lo mejor, es el ahorro por el costo de los alimentos. Muchas personas a ahorrar dinero mediante la adición de comidas sin carne a sus menús semanales. Comidas sin carne se construyen alrededor de vegetales, verduras, frijoles y granos como sustituto de la carne, que tiende a ser más costosa. Y aquí quiero hacer una pausa, porque si es cierto que hay muchos carbohidratos almidonados y no almidonados que sustituyen la ingesta de alimentos cárnicos, pero el vivir a una dieta alta en azúcares refinados no ayudaría a mejorar nuestra salud, por eso hice mención  a los alimentos naturales y no refinados de mayor calidad para sustituir la carne. Seguimos, este ahorro es en parte debido a la producción de carne requiere los servicios públicos como la alimentación y el transporte. A pesar de que puede ser un reto para servir comidas saludables con un presupuesto, ir sin carne una vez a la semana puede ayudar a ahorrar un poco de dinero que puede invertirse en la compra de mayor cantidad de vegetales y verduras.

Ahora, ¿por qué hago yo un día sin carne a la semana?

Por el medio ambiente. Básicamente me considero ecologista y todo lo que pueda ayudar al planeta, pues trataré de hacerlo. Desde reciclar viejos contenedores de plástico hasta reducir el consumo de carne. Sin mencionar que de verdad me parecen sumamente tiernos los cerdos y las vacas, y he visto que las aves “beneficiadas” terminan muriendo ahogadas en camiones antes de llegar a los mataderos, es triste :'(.

Entonces, el reducir la ingesta de carne ayuda a minimizar el uso de agua, pues la cantidad de agua necesarias para la ganadería son mucho mayores que las de verduras y granos. Se necesitan aproximadamente 1.850 litros de agua para producir 1/2 kg de carne de res. Y al contrario se requieren aproximadamente 39 litros de agua para producir 1/2 kg de hortalizas. ¿Ven la diferencia? Es abismal.

Todo esto sin mencional la producción de gases de efecto invernadero y el uso de combustibles fósiles necesarios para la producción de cada tipo de alimento. Son altísimos en el caso de la industria cárnica.

Entonces, el impacto de 1 día a la semana de solo una persona puede ser insignificante, pero si los +7.000.000.000 de personas del mundo contribuyéramos de esta forma un día a la semana, podríamos ayudar un poco más a nuestro planeta a durar, a tener un poco más de agua para el futuro que se ve tan cerca. Tratar de vivir un poco más natural y en armonía con el ambiente.

En casos desesperados, cualquier ayuda es bienvenida. Así que los invito a sumarse. No les digo que se vuelvan vegetarianos o veganos, es solo una contribución al planeta y a tu salud. 

Un beso.

Baba ganoush o crema de berenjena casera

Hola chicas y chicos.

Bienvenidos a otro lunes de recetas libres de carne. Hoy voy a compartir con ustedes una de las recetas que más me gusta y que mejor se me da, un baba ganoush o crema de berenjena. Recuerdo que la primera vez que la hice fue porque a mi me gustaba comprar la versión empaquetada que venden en el supermercado, pero era algo costosa, así que empecé a hacer mi propia crema y es de verdad sencillo, sin dejar por fuera que cumple con las 3B: Bueno, bonito, barato.

Así que si eres fanático de la comida árabe como yo, puedes empezar con esta sencilla receta, perfecta para ofrecer en fiestas como un dip y tiritas de pan pita.

Necesitarás:

babaganoush

—-

Lo primero que harás (con mucho cuidado) es colocar tu berenjena con piel y todo sobre el fuego. Prende tu hornilla y ve girándola hasta que toda la piel se torne negra.

Luego la retiras del fuego, la dejas enfriar y retiras toda la piel de la berenjena.

Colocas en una licuadora todos tus ingredientes y licuas muy bien, hasta que tengas una pasta suave. Agregas sal y pimienta al gusto y servir en un platito hondo. Listo. ¿Ven lo sencillo que es?. Incluso pueden refrigerarla por varios días si la guardan en un envase con tapa.

Así que, ya saben, no hay excusa para no intentarlo. Sobre todo en estos días de calorcito, donde una crema fría a base de vegetales cae súper bien.

caviar-aubergine-maison

Nos estamos leyendo.

Besos.

#Cucumba

Hola chicas y chicos.

¿No han visto ese video que está circulando por Instagram? Yo tampoco lo había visto hasta el sábado. Es un rap jamaiquino sobre las propiedades del pepino (o cucumba como al parecer le dicen ellos). Y pues, ahora que oficialmente estamos entrando en primavera en el hemisferio norte, pues que mejor que empezar con los vegetales que trae esta temporada, más gustosos y además, bastante frescos.

Y bueno, como quedan bien descrito, el pepino tiene muchos aportes, sin mencionar que me gusta hacerlo licuado con un poco de limón. Así que, podemos aprovechar este vegetal que es bien económico y resolver varias recetas y, lo mejor de todo, perfectas para hacerlas hoy que es un lunes sin carne :). Así que me puse a buscar algunas de mis recetas favoritas hechas a base de pepino para que ustedes, al igual que yo, la pongan en práctica :).

1. Ensalada de pepino, cuscús y queso feta (también pueden hacerse noodles en lugar de tiras de pepino y estarás comiendo “pasta”)

ensalada-de-pepino-y-queso-feta-food-and-cook

2. Ensalada cremosa de pepino. Una delicia de sabores y súper fresca.

german-creamy-cucumber-dill-salad-3

3. Tzatziki. Una crema o dip griego a base de pepino y yogurt. La primera vez que lo probé quedé encantada con su textura y sabor. Definitivamente no puede faltar en esta lista.

4. Ensalada japonesa de pepino, con ese toque a soja y sésamo, muy sutiles y deliciosos.

asiancucumbersesamesalad1

5. Ensalada griega, mi favorita hasta entonces. Es amarga, dulce, tostada. No se, son muchos sabores que combinan perfecto con días tibios y llenos de sol :). Además, esta es la receta de una de mis chef griegas favoritas, María Zannia, y su serie de videos son amor puro.

zoom-f9f968288013704f480f5ea728cc16d4-920-518

Entonces, ¿se animan a comer un poco más de pepino esta temporada?

Espero que si, un beso gigante a todos.

Muack.

Lunes sin carne – Casabe

Buen día chicas y chicos. Bienvenidos a otro lunes de recetas libres de carne.

Hoy quiero compartir con ustedes un experimento que hicimos (mi mamá más que todo) hace unos días en mi casa bajo la supervisión y tutela de mi papá que ya tiene experiencia en esto. Y es cómo hacer una torta de casabe.

Para los que no son de Venezuela, el casabe es una especie de pan hecho a base de yuca, sin ningún añadido extra, es simplemente yuca, fuerza y budare (plancha de acero), originalmente el pan que se consumía en la Venezuela precolombina por las distintas etnias indígenas. No todos son fanáticos de este pan, sin embargo es un producto arraigado en nuestro ser como lo es una buena arepa y les aseguro que es un acompañante perfecto para una buena sopa o un sustituto más saludable al pan tradicional para servir tapas y pasapalos en las fiestas.

tartar1

Foto cortesía de El Estímulo con receta del chef Víctor Moreno y foto de Patrick Dolande

Para esto necesitaremos pocas cosas:

  • Yuca
  • Un rallo finito
  • Tela o cedazo
  • Un budare

Lo primero que debes hacer es retirar la concha de la yuca y limpiarla muy bien. Te recomiendo picarla en trozos medianos, es decir, de una raíz sacar unos 3 “cilindros” y proceder con mucha cautela y paciencia a rallarlos. En esta parte te tomarás un tiempo, además que la yuca empezará a soltar todo el líquido que lleva dentro. La idea es que quede lo más fina posible. Nosotros usamos el rallo con el que se rallan las nueces, para que quedara fina toda la yuca.

casabe

Imagen cortesía de TuSaludpr.com

Luego colocas esta pasta sobre el cedazo o dentro de una tela y debes exprimir muy bien, intentando sacar la mayor cantidad de líquido que puedas, debe quedar lo más seca posible y que los pedacitos de yuca rallados se separen entre si cuando pasas la mano.

Ahora viene la parte divertida, calientas el budare en la hornilla de la cocina y cierne sobre el mismo tu harina de yuca. Procura que el budare quede bien cubierto con una capa de unos 2 a 3 mm. y deja que cueza a fuego medio, cuando lo empieces a notar un poco dorado es hora de darle la vuelta (tal cual una panqueca) y deja que dore del otro lado. Ya con esto tienes tu casabe casi listo. Notarás que al retirarlo del budare el mismo sigue humeando y expeliendo un poco de vapor. Originalmente el casabe se suele colocar al sol, para que termine de secar. Pero una buena opción es prender el piloto del horno o colocarlo a fuego muy bajito y colocar ahí dentro tu torta de casabe hasta que se tueste.

800px-casabe-2

Y listo, ya tienes tu casabe, totalmente orgánico, libre de gluten, alto en fibra, bajo índice glusémico, etc, etc. Sin mencionar sabroso, sobre todo cuando está calentito.

Creo que este tipo de cosas, cuando uno observa el trabajo que conllevan, saben mejor, porque viene acompañado de la satisfacción de haber conseguido un producto que simplemente comprabas en el mercado y no sabías como hacerlo. Aún no nos hemos arriesgado a hacer naiboa (casabe blando relleno de melcocha de papelón de caña), pero no duden en que eso ocurrirá pronto.

Así que, si son venezolanos espero que lo pongan en práctica y si no son venezolanos también 🙂 para que conozcan un poquito de las comidas típicas de mi país. Y buen provecho.

Un beso a todos.

Pizza sin carne

Hooola chicas y chicos.

Después de un buen tiempo desaparecida de esta sección, pero ya hoy la retomo (aunque sea escapadita en el horario de descanso en el trabajo), les traigo una receta simple, sin gluten y deliciosa.

Si son amante de las pizzas al igual que yo, pues, hoy pueden optar por comer una pizza sin carne en el restaurant 😛 o hacer su propia versión, utilizando vegetales en lugar de harina, es más saludable y rápido de hacer.

5bdd070ea344c21ef870c8d81dee345e

Imagen cortesía de: Sally’s Baking Addiction

Primero necesitaras elegir tu vegetal favorito, calabacín, berenjena, hongos o tal vez pepino. Salsa de tomate, queso mozzarella y parmesano, tomate en trocitos, maíz, setas picaditas y hierbas.

Luego picar en rodajas tus vegetales (o si usas hongos limpiarlos muy bien), colocas encima la salsa, el queso y el resto de tus ingredientes y lo colocas en tu horno a que gratine un poco y se tuesten los vegetales de la base. No olvides colocar aceite en la bandeja o papel encerado para que no se te peguen cuando las quieras retirar.

Retirar y comer antes de que se enfríen. Son unas pizza de bocados que quedan perfecta para compartir, para un almuerzo rápido cuando tienes poco tiempo en el trabajo o incluso para una fiesta.

81624a8f5aeb3f64333573e674f680f2

Buen provecho

Espero que encuentren útil esta receta.

Besos