Cuidado personal

Hola mis amores.

¿Cómo va este inicio de año? El mío va bastante movido y veloz, han sido tres semanas altamente movidas. Tanto que me siento viviendo por abril pero con varias cosas pendientes de enero y febrero. Y entre cada cosita, algo sacrifico. En este caso, mi blog 😦

Sin embargo, hoy me tomo un tiempo para detenerme del trabajo, para hacer algo que también me gusta (es parte de mi cuidado personal, llenar mi alma de cosas que me gustan).

Y justo de esto quiero hablarles, del cuidado personal. Siempre que se nos menciona este término pensamos en cosas como: ducharse, peinarse el cabello, básicamente aseo. Sin embargo el cuidado personal va un poco más allá. Para mi esta relacionado a todo lo que te genera bienestar. Así como estar aseado, comer bien, dormir en paz o tener un espacio para descansar o trabajar que te llene de alegría y calma.

Últimamente, he estado muy enfocada en esto de tener un espacio que me llene de calma, mi habitación quiero convertirla en un remanso de calma y claridad. Así que cerré el año anterior pintándola en tonos blancos y arena y buscando inspiración de mi concepto de un cuarto tranquilo. En otra etapa de mi vida el azúl me traía ese sentimiento, hoy en día mucho azúl me abruma. Pero la luz siempre ha sido un elemento importante para mi y quiero capturar lo más que pueda de la luz natural en mi habitación. LLenarla de plantas, ordenar de mejor forma los libros y tener un espacio neutral y que inspire tranquilidad.

Sin embargo, se me ha hecho complicado, soy como una hormiguita y guardo cosas, recuerdos más que todo. Y claro, no los disfruto, solo los tengo present en cada limpieza de mi habitación.

Pero necesito espacio, necesito calma y algo de orden. Mi casa es pequeña, por lo que siempre busco pequeñas soluciones, soluciones que sean fáciles de trasladar en caso de mudanza (así me ahorro unos cuantos $ que son tan necesarios, solo que no lo sabes hasta que necesitas un poco más de dinero). Además, el proceso de redecorar y arreglar me trae algo de calma, a pesar de lo largo del proceso, es como tomar una larga ducha de agua caliente. Al final es bien satisfactorio, y en el camino es como si hubiese aprovechado de limpiar un poco mi alma.

a0faf1f9c7f9ae9aa47001e23ba06d66

¿Ustedes que opinan? ¿Creen que es importante el incorporar elementos externos como parte de tu cuidado personal? ¿Cómo sería su habitación ideal?

En próximas publicaciones estaré compartiendo con ustedes más información respecto al cuidado personal. Es un tema al cual he empezado a tomarle algo de cariño, pues al final, estoy aprendiendo a cuidarme un poco mejor (en todos los sentidos).

Nos vemos pronto.

Un beso.

 

Advertisements

¡Adiós! Ha sido interesante

Después de un buen tiempo deasparecida, me he sentido nuevamente dispuesta a sentarme y escribir estas líneas.

Primero que todo, feliz año 2018. Que no se pierda la linda tradición de reunirnos a soñar con lo que podemos hacer mejor. Espero que ese espíritu se mantenga durantw todo el año y en efecto, sea todo mejor el próximo diciembre.

He estado pensando justo en este año que pasó, el que sería (o fue en cierta forma) mi año. Y no fué precisamente lo que esperaba ni había planeado. Fue un año de despedidas fuertes, de cortar planes de raíz y de retomar otros y no dejarlos morir. De entender que la vida no puede seguir un plan (por más que lo intentes) y que las oportunidades se presentan en los momentos que menos te lo esperas. Fue un año de perder muchas cosas y muchas personas, pero también fue un año de poder acercarme más a unas pocas personas que siento son parte de mi y reencontrar viejas amistades, de esas que el tiempo y la distancia no cambian.

El 2017 fue tan variopinto para mi como lo fue para el mundo en general, sin ánimos de comparar, solo fue mi año, mi annus horribilis. Pero de toda tormenta, sale algo bueno. Heencontrado una parte de mi, creo que la más auténtica de mi misma, que lleva mucho tiempo oculta y que aún lucha por salir, solo que mi ambiente y resistencia mental parecen ser más fuertes. Pero esta vez me niego a ocultarme, si he de pelear, lo haré una vez más (es menos agotador que mantenerse quieto).

Así que 2017, te digo adiós. Fuiste un año interesante, pero esto ha de terminar de una vez por todas, no podemos seguir repitiendo.

Por los momentos, mi mente está tranquila y activa a la vez. Pensando en todas las cosas que debo hacer para terminar de fundar y colocar en la máxima producción, que mi bolsillo permita, mi nueva empresa.

Este año va de recuperar viejos sueños, unos muy míos y otros que aprendienron a serlo, pero que en definitiva definen la persona que realmente soy. Así que, prepárense a ver nuevas facetas mías, pero la temática del blog permanecerá (o intentaré) permanecerá igual.

Mientras tanto, disfruten de un poco de la música que me acompaña ahorita. Si no conocen a esta vieja (muy vieja) artista, bienvenidos al club. Al contrario, si la conoce, han tocado una fibra en mi corazoncito y les mando toneladas de amor.

 

Feliz 2018

Cuenta regresiva.

Las campanas de la iglesia están sonando, anunciando que el año viejo se va…

¿Pueden creer la fecha en la que estamos? No nos quedan sino cerca de 50 días o menos para terminar el año. Creo que el tiempo quiere hacerme vieja antes de tiempo, O simplemente tiene prisa (tenemos prisa).

Siempre que llega esta temporada, me entra la emoción/ansiedad de la Navidad y el año que está por venir. Empiezo a hacer recuento de todo lo que he vivido este año, bueno y malo y de todas las cosas que están por venir y uisiera hacer.

Entonces los días se me pasan volando, sin mencionar le tiempo que me toma buscar regalos, hacer comida, organizar las fiestas, visitar amigos, visitar familia y así sigue hasta que por fin, llega enero y se acercan las fechas de iniciar el trabajo.En otras palabras empiezo el año cansada, con bastante menos dinero en mi cuenta y llena de esperanzas para hacer cosas nuevas o cosas pendientes.

Cada año hago una nueva lista, un nuevo sueño. Y a final de año empiezo a revisar las cosas en las que fallé o dejé de hacer. Y no me celebro las cosas que si hice. Es por eso que este año me decidí por una “lista” un poco más realista. Y a pesar de no haber logrado todas las cosas que me propuse si logré hacer más de la mitad.

Así que este fin de año celebraré mi constancia y mis logros. Por pocos que sean, son mis logros. Y soy de las cosas buenas que hago, no mis fracasos.

De aquí en adelante seguiré enfocandome en lo bueno. Enfocandome en lo que quiero lograr.

Nunca dejes de visualizar lo que quieres, ni mucho menos dejarte mal influenciar por tu entorno.

Sé que tenía un par de semanas desaparecida por aquí, pero este pensamiento llegó a mi mente y quería compartirlo con ustedes.

Besos.

Recicla viejas bombillas

Feliz lunes mis amores.

Siento que tengo mucho tiempo desaparecida, esto de una sola publicación a la semana (aún estoy aprendiendo a manejar mi tiempo) me hace sentir que abandono el blog, pero aquí estoy.

Ya falta poco para terminar octubre, y con el halloween. Si celebran esta festividad el 31, no olviden revisar los maquillajes que les compartí en mi cuenta de Instagram.

Sin embargo hoy, quiero compartir con ustedes ideas que he estado buscando ara reciclar esas viejas bombillas de bulbo. Se que no son muy comunes ya, por el tema de ahorro energético, pero siguen siendo las más accesibles (yo las uso un montón). Sin embargo, siempre me ha parecido un desperdicio enorme de vidrio cada vez que toca cambiarlas. ¿No se han puesto a pensar en la cantidad de envases de vidrio que descartamos cada semana? Muchos de ellos marcados como no reutilizables, pero estoy segura que con un poco de ingenio, podemos encontrar un forma de reutilizarlos, bien sea para el mismo propósito o para nuevos.

Es por ello que me puse a investigar que hacer con estas bombillas, tengo muchas y me he negado a descartarlas (parezco una hormiga guardando cosas). Pero ya les tengo uso 😀 que bien pueden ser utilizados para decorar la casa, para regalar, para usar en fiestas y eventos e incluso para crear geniales bambalinas de navidad (si, ya está a la vuelta de la esquina). Solo se necesita paciencia y un poco de ingenio.

Bueno, para poder dar cabida a nuestra idea, debemos empezar por saber como retirar el casquillo metálico (la parte metálica roscada) y aquí si deben tener mucho cuidado, pues los bombillos son frágiles y si aplicamos mal la fuerza o aplicamos más de la requerida, podemos terminar con un foco roto y heridas en las manos. Es por eso que recomiendo usar guantes protectores (just in case), uno nunca sabe.

Entonces, aquí tienen dos tutoriales, uno para retirar por completo el casquillo, y otro para retirar solo la tapa de cristal del casquillo. Luego vaciamos la bombilla y ya queda disponible para nuestro uso.

 

Listo, ahora ya podemos empezar a usarlas. Sembrar plantas, o algunas suculentas. Rellenarlas con escarcha (brillantina, purpurina), pintarlos y darle toda una nueva vida a estos pequeños envases de vidrio.

Espero que esta idea les sea de utilidad y no olvidemos que, cualquier ayuda al planeta mediante el reciclaje, nos dará un futuro un poco más limpio.

Besos.

Despedida

Hola mis amores.

Hoy el post llegó un poco tarde, pero más por razones externas que internas. (O tal vez es solo una excusa mía).

Bueno, ya estamos en Octubre. Solo nos resta un trimestre para empezar un nuevo año, que al final no es más que la misma continuación de los días pero con un año distinto al escribir la fecha.

Pero, como cada cuarto de este año, tal como me prometí, haría una reseña de lo que fue mi vida respecto a las metas que me he planteado cumplir este año. Aún no las he listado (eso ocurre más abajo, pero mientras escribo estas líneas no lo he pensado bien aún) pero este cuarto ha pintado no precisamente muy bien respecto a lo que esperaba.

Igualmente, esta será la última evaluación de metas de este año (en diciembre me da pereza, además he de empezar mi nueva lista), por ende la despedida de las evaluaciones, la despedida de viejos ciclos y el inicio de nuevos.

New Year's Resolutions

Entonces, evaluando las primeras metas que me establecí y compartí con ustedes por el blog, tengo los siguientes resultados:

  • Este trimestre no he terminado un solo libro. Estoy leyendo desde junio pasado “Por quién doblan las campanas” de Ernest Hemingway, s un libro bastante entretenido, pero no logro concentrarme, con este o con ningún otro libro. Extraño tremendamente los ratos de lectura, porque son espacios para mi, de meditación y tranquilidad, pero mi mente ha estado muy dispersa y se han reducido mis espacios de calma, donde no tenga que estar pendiente de otra persona, sino de mi libro y la música.
    Puede que empiece a leer de nuevo Harry Potter y El Señor de los Anillos, por enésima vez, no me cansan, más bien son mis fuentes de sueños y lecciones.
    Sin embargo, he aumentado mi consumo de películas. En las tardes, entro a internet y busco algo que llame mi atención, así como quien busca una joya y he tenido la fortuna de toparme con algunas muy preciadas para mi, sin mencionar mi reciente amor por el acento español.
    tumblr_m7hid4ploj1r19909o1_500
  • Con el blog, he sido poco constante. Durante el mes de agosto, mi musa se de vacaciones de verano y a saltar entre cascadas, dejándome de un vacío que no sabía llenar, por lo que fue un mes muy flojo para mi respecto al trabajo del blog. Cosa que se extendió al mes de septiembre. Me atacó un poco la desesperación de encontrarme embotada, sin ideas y sin palabras. Sin embargo siempre me las ingeniaba, cada vez que pudiera cocinar, la cosa se hacía un poco más llevadera.
  • Mis manos, solo han escrito planes en mi agenda y cocinado un par de cosas. Creo que también están faltas de inspiración.
    Sin embargo, ya con el inicio del mes de octubre, para mi mes de disfraces, frío, torta de auyama (calabaza) y lluvias intensas, también inicia mi reto de intentar recrear con maquillaje 30 disfraces sencillos para Halloween. Cosas que se pueden hacer con el maquillaje común que tenemos en casa. A ver si logro terminarlo, pues es bastante más tiempo el que debo dedicar cada día a maquillarme.
  • Respecto a comidas de origen vegetal, se han mantenido muy cerca de las pastas, granos, aguacate y tubérculos. A pesar que he comprado carne, resultaba casi siempre una mezcla de las opciones no carnívoras, de lunes a lunes. No he compartido más recetas importantes para los lunes sin carne pues no he variado mucho lo que he comido recientemente.
  • Aún no hablo francés, pero si veo más películas francesas y eventualmente se cruza alguna frase en francés para repetir en mi feed de Instagram.

Y básicamente, este ha sido mi trimestre. Recientemente anclé un botón para donaciones por PayPal, para poder adquirir ciertos productos que me permitan crear nuevos tutoriales para ustedes, pues la vida me ha pedido muy “amablemente” el buscar nuevas fuentes de ingreso y retirarme momentáneamente de mi trabajo de oficina…

Me gustaría saber cómo ha estado su trimestre. ¿Qué cosas buenas o no tan buenas les han ocurrido? Cuentenme 🙂

Así que, pronto nos leemos.

Besos.

México

Hace unos años se me presentó la oportunidad de ir a vivir a México.

Por cosas personales y decisiones, no fui. Pero si guardaba a la distancia cierto recelo de lo que hubiera sido. Y en cierta forma, cariño a un pueblo que no conocí.

Ya desde hace una semana veo lo que han vivido, motivado a los terremotos, en particular el que azotó a Ciudad de México el día de ayer, en una fecha tan importante y que ahora veo muy difícil de borrar de la memoria.

Veo con preocupación lo que está viviendo la gente allá, no por el fenómeno natural que es el terremoto, sino por los destrozos generados por daños de estructuras. Esta si es responsabilidad del hombre. Como ingeniero estructural, se pueden observar algunas deficiencias en la construcción (desconozco cuán antiguas habrían de ser esas estructuras), sin embargo, las pérdidas humanas por colapso de un edificio se pueden evitar. Y me duele ver que a las fechas que estamos, y con los estudios que hemos realizado, aun sucedan estas cosas, por desinterés, desconocimiento, corrupción.

Hoy pido por las gentes de México. Mantener la calma es complicado pero es una de las mejores ayudas que se pueden brindar. Manténganse en sitios seguros y brinden a poyo a quien lo necesite. Lo material se recupera.

Mucha fuerza.

Besos México.

Estaba perdida, no estaba de parranda

Hace dos semanas fue mi última publicación en el blog. Desde entonces me tomé unas “vacaciones”, mi mente se encontraba caótica y desastrosa. No habían ideas que fluyeran con calma de ella y aún hoy esta un poco dispersa.

Creo que está algo relacionado a esta lista de supermercado que nos entregan al nacer, con las metas que debes ir alcanzando en cada etapa (años) de tu vida, esa que dice cuándo estudiar, comprar casa y carro, casarnos, tener hijos y esperar a no morir para hacer algo más con nuestras vidas. Aprendemos a frustrarnos cuando no podemos hacer check en algunos de los ítemes. ¿Por qué?. ¿Por qué nos cuesta tanto ver nuestra vida no es solo un procedimiento?. El éxito puede medirse de muchas formas, particularmente la mía es midiendo mi grado de tranquilidad en la vida. La paz y la felicidad valen ahorita para mi mucho más que mucho trabajo y/o dinero.

Pero aceptarnos como somos implica un cambio en todo, ¿no es así?. Debemos dejar de vernos como insuficientes o como quien todo puede resolverlo, ser menos como la sociedad nos quiere y ser más como nosotros queremos. Creo que eso disminuiría grandemente los indicadores de insatisfacción y frustración en cada país del mundo.

3567ef3763dd48bec51058562493166f

Entonces, nos toca aprovechar la maleabilidad de nuestro cerebro. Pero lo más importante sería abrirnos y regresar a esa primera infancia, donde todo era nuevo y nuestras necesidades eran muy básicas. Aprender de nuevo, sobre todo aprender a ser personas asertivas, a perdonar y a aceptar lo que la vida (cosmos, Dios, universo o como desees llamarlo) nos ofrece, pues al final, todo lo que sucede es para bien. Solo al resistirnos vemos resultados negativos, es como el dolor anticipado a la vacuna y los movimientos que haces cuando la colocan, en lugar de relajarnos, aceptar la pequeña dosis de dolor que nos toca y tomar lo bueno que viene de todo esto.

Se que todas estas cosas que les cuento, aunque suenen a recomendación para ustedes, en su mayoría son recomendaciones que me doy a mi misma. Para entender cada día y poder disfrutarlo al máximo. La vida es una sola y es muy corta como para preocuparme en si me alcanza el sueldo, si algún político hizo o dejó de hacer, quién vino y quién se fue.

Todo lo que viene es para mejor, para crecer como ser único que eres. Entonces no hay que desesperar, hay que aprender, hay que ocuparse y hay que aceptarse, con sus altos y bajos, en nuestros momentos de luz y nuestros momentos de oscuridad. La vida sigue y el mundo no deja de girar porque un invierno fue más largo de lo habitual o porque el verano fue muy caliente. Todo está en equilibrio y en armonía.

Entonces, intentemos estar en armonía.

Besos.