Inspiración – Venecia

Existen muchas formas de aprender en la vida. La más común, por ensayo y error, la segunda es por la experiencia de otros.
Ambas son validas para mi. Con una se sufre menos, con la otra la satisfacción es mayor.

Sin embargo hay una tercera manera de aprender. Una mezcla de la primera y la segunda, y es viajando. Escuchando al lugareño, perdiéndote entre las calles de un poblado, adoptando sus costumbres como tuyas y disfrutando de un amanecer.

Hoy quisiera perderme en Venecia. Entre sus callejones inundados, sus pequeños restaurantes con balcones que dan a los canales. El frñio en invierno y la inmensa cantidad de turistas en verano.

Simplemente, quisiera una temporada allí.

¿Ustedes qué opinan? ¿Les gusta viajar para conocer, descansar o convertirte en parte de la ciudad?

Besos.

Días en blanco y negro

Hola a todos.

Tal vez se pregunten el por qué del título de hoy, pero la realidad es que, por un momento la realidad del mundo me ha alcanzado. No se si entienden, pero es algo como esos días en los que, por más que te estás esforzando, las cosas no terminan de salir bien, más bien empiezan a salir mal.

Y aunque normalmente me considero una persona positiva, creo en esto del poder de la palabra y en lo importante de irradiar pensamientos positivos al universo para que este te ayude a conseguir las cosas (sueno demasiado a El Secreto, lo sé), pero estos días no han sido precisamente esos días. Más bien me siento encerrada en un paisaje en blanco y negro y en alto contraste. Hacia donde volteas te sientes aturdido, algo como que la ausencia de tonos lastima tus ojos y exprime los colores del alma.

Puede que sea normal tener días así, como si un dementor hubiera llegado a repartir su frialdad por un rato.

photo_2017-03-21_14-13-36

Foto tomada en Isla de Plata – Mochima – Venezuela

Creo que necesito tener un momento de introspección. Un momento de encontrar mi alegría. Por ahora soy solo un manojo de nervios y humor cambiante.

Pero no se preocupen, mi humor no les lastimará, están protegidos por la distancia que hay de mi pantalla a la de ustedes.

Gracias por leer. Nos vemos pronto.

Besos

——

P.D.: ¿qué les pareció la foto? Esa la tomé hace unos años y describe perfecto el escenario, belleza oculta, contraste y sin colores, con una nube de contaminación en el medio. Anyway, bye.

Siga siendo niño

Hoy es otro miércoles más, las nubes se han apoderado de la ciudad y no para de llover. Me gusta la lluvia pero un poco más separada, tantos días de grises despertares y anocheceres afectan sin querer mi ánimo, así como el del colectivo, aunque los escuches decir “me encanta cuando está nublado”. Esa pequeña mentirita que nos decimos para verle el lado positivo a días húmedos.

En fin, esta mañana estaba revisando una de mis carpetas de pinterest (mi carpeta de lugares a los que quiero ir) mientras trabajaba, para escaparme por un momento de mi rutina, de mis dibujos de vigas y desplazarme a lugares de mágico aspecto y que parecen querer brindarme su alegría, aunque un patadón a la realidad me recuerdan que son eso, un sueño.

En estos casos recurro a mi amigo Cabral, el siempre está allí fielmente verbalizando mi sentir. El de hoy es “quisiera ser niña de nuevo”, donde las responsabilidades parecían más bien obligaciones pero que me traían diversión y todas esas memorias que tengan en su mente.

00e09b63644312e2175e63d59d8d9447

No crezca mi niño,
No crezca jamás,
Los grandes al mundo,
Le hacen mucho mal.

Johner Bildbyra AB
+46 8 644 83 30
info@johner.se
sales@johner.se

El hombre ambiciona,
Cada día más,
Y pierde el camino,
Por querer volar.

232c5f85b8300ccd4b61e9fa1cfea22b

Vuele bajo,
Porque abajo,
Está la verdad.
Esto es algo,
Que los hombres,
No aprende jamás.

8cce8da2b0c882ac43fbac2707bd29c5

Por correr el hombre
No puede pensar,
Que ni él mismo sabe
Para donde va.

936b504d7a01e6a1503e33408c7fe625

Siga siendo niño,
Y en paz dormirá,
Sin guerras,
Ni máquinas de calcular.

c54d8fcbe6f88ade15364bca158aa18a

Dios quiera que el hombre,
Pudiera volver,
A ser niño un día
Para comprender.

Que está equivocado,
Si piensa encontrar,
Con una chequera,
La felicidad.

a23a06c81564a0cca59c71e88c9878d3 Besos desde este rinconcito

Seleccionando el vestido de novia

Hola.

Hoy es miércoles  y me gustaría hablar sobre el primer punto que a muchas novias les interesa. La selección del vestido.

wookmark

Cortesía: Tu Boda en Galicia

No todas tenemos el cuerpo de las modelos de pasarela, así que es algo a tener muy en cuenta cuando nos enamoramos de algún vestido que hayamos visto por internet o en una revista. Tienes que conocer tu tipo de cuerpo, tu tamaño y estatura, de tal manera de seleccionar el que sea más apropiado y puedas deslumbrar el día de tu boda, sin parecer que llevas un traje prestado.

Primero: ¿Qué tipo de figura tienes?

dfcec32d632478e009bbe00f445f303f

Si eres del tipo curvilínea (reloj de arena) prácticamente cualquier modelo te quedará bien. Sin embargo, para acentuar tus curvas son recomendables los modelos sirena o trompeta, vestidos con falda tipo A, falda recta o columna.

Si más bien eres muy alta y delgada, es recomendable utilizar faldas rectas o al contrario faldas muy amplias, como puede ser un vestido en falda A o “princesa”.

Si eres muy bajita, intenta alargar tu figura con faldas rectas o tipo A y alarga tu cuello con escote de corazón. También puedes intentar con una cintura tipo imperio, lo que dará una ilusión de piernas más largas.

Si tiendes a acumular grasita en tu zona abdominal (figura de manzana), una buena opción son las cinturas tipo imperio o faldas amplias.

Si eres como yo, que acumulas grasita en tus caderas (figura de pera), las recomendaciones de vestido son muy similares a la de forma de manzana, se buscan disimular las caderas con faldas amplias y acentuando la parte superior de tu cuerpo con escote de corazón y un corpiño entallado.

Segundo: La importancia del cuello de tu vestido

Se que los vestidos con escote sin tirantes están muy en boga últimamente, sin embargo no a todas nos favorece este tipo de escote. Incluso hay algunos tipo de escotes mucho más clásicos que pueden equilibrar mejor tu figura. Por ejemplo, si tienes busto pequeño. opta por corpiños con la línea del escote descubierta o que de la ilusión de estar descubierta (como el escote de corazón o cuellos tipo halter). Si tu busto es grande, trata de utilizar tirantes (las chicas necesitan soporte), la forma del cuello quedaría definida de que tan larga es tu línea del escote, sin embargo el cuello redondo no defrauda nunca.

Igualmente tienes que tener en cuenta tu espalda, hay mujeres con espaldas más anchas que otras, así que busca equilibrarla con la forma de la falda (algo tipo trompeta ayudaría) y tener en cuenta el uso de mangas y encajes, estos detalles pueden ser tus mejores amigos a la hora de equilibrar la silueta.

neckline1

Guía de tipos de cuellos

Es importante recordar que el vestido también debe reflejar tu personalidad, así que recuerda que son solo algunos consejos que podrán ayudarte si ya empiezas a emprender la búsqueda de tu tan anhelado vestido.

Por último recuerda tener en mente lo siguiente:

  • No olvides tu presupuesto. No olvides que al final es un vestido que usarás una vez, pero si inviertes más dinero, reducirás el presupuesto para otras cosas que también te ayudarán. Como los pasapalos o una noche extra en tu luna de miel.
  • Ve a tu cita de búsqueda de vestidos con una idea de lo que te gustaría usar. Aunque las vendedoras sean muy atentas, termina siendo mucho más trabajo el intentar muchos estilos hasta dar con el tuyo. Así puedes hacer un poco más fácil y amena tu estadía en la tienda.
  • Toma fotos de los vestidos que te pruebes. Toma todas las fotos que quieras y en diferentes poses. Así tendrás una mejor idea de como luce el vestido en tu cuerpo. Muchas veces una foto habla mejor que la imagen que reflejamos en el espejo.
  • No te limites a un solo estilo. Recuerdo cuando una de mis hermanas no quería encajes porque le parecía tremendamente anticuado, al contrario quería muchísimo brillo, hasta que después de rogarle una y mil veces que se probara un vestido de encaje y le encantó como se le veía, tanto que compró un hermoso vestido tipo princesa con encaje en la cola y el corpiño.
  • No vayas a probarte vestidos con muchos acompañantes. Aunque se vea muy divertido en el programa “Say Yes to the Dress!” es en realidad algo bastante frustrante. ¿Cómo puedes sentirte segura con como te ves en algún modelo si tienes un batallón de amigos criticando? Es bueno recibir comentarios, pero es muy difícil que mucha gente se ponga de acuerdo, cada quien tiene su estilo e intentará reflejarlo en ti. Así que solo ve con quien más aprecias su opinión y te aseguro que será más sencillo dar con el vestido adecuado.
  • No olvides los complementos. Recuerda que el vestido es solo parte de tu look, pero restan el tocado, velo, joyería y calzados. Y en tiendas suelen ofrecer todos estos complementos para armar todo el look, sin embargo tu puedes añadir tus propios complementos y hacerlos funcionar con tu vestido.
  • Recuerda llevar tus zapatos para las pruebas de vestido. Así lograras que la modista adapte el largo del vestido a tu estatura y evites tener faldas muy largas o muy cortas.
  • Diviertete. De esto se trata, de divertirse mientras encuentras tu vestido. Tampoco te obsesiones con probarte todos los vestidos del mundo, pero al final es como cuando se compras zapatos, si encontraste el que te calza bien y se parece a ti, entonces ese es.

Espero que les sea de ayuda esta mini guía.

Besos