Atole de cacao

¿Quién quiere un batidito caliente de chocolate?

atole2

Hola chicas y chicos.

Hoy he llegado por aquí un poco tarde, pero la verdad es que no conseguía inspiración. Sin embargo, este blog se ha convertido en una linda rutina, y me siento mal e irresponsable si lo dejo en abandono. Pero es defendible, no todos los días tenemos ideas que nos parezcan geniales. Estos últimos días solo me ha provocado quedarme en cama, arropada hasta la nariz, porque no deja de llover y hace frío (Verano, vuelve, te extraño).

llueve

Ah, esa disturbación, tomando mis días de Sol extremo y calor, llevándoselos lejos, lejísimos.

Y sí, con estos días de lluvia y más lluvia, me provoca comer chocolatico. En barra, bombones, ponquecitos, o cualquier presentación y alimento que pueda llevar chocolate encima. Sin embargo, en estos días de lluvia y frío, provoca acompañar el tiempo de hibernación con una bebida caliente, y si es una bebida espesa y achocolatada mucho mejor.

Así que, aquí les comparto la receta más sencilla de la vida para hacer un atole de chocolate. Esta receta da para unas 2 o 3 tazas de atole.

Ingredientes:

  • 1 1/2 cucharadas de cacao en polvo 100%.
  • 2 cucharadas de maicena o fécula de maíz.
  • 2 tazas de leche.
  • 1/4 de taza de agua (para la maicena).
  • 1 ramita de canela o un poquito de vainilla.

Para preparar esta receta, coloca en una olla la leche a calentar junto con la canela (si usas vainilla, resérvala para el final), cuando casi alcance el hervor incorpora el azúcar y el cacao y baja la temperatura al mínimo. Deben mezclar muy bien con un batidor manual.

atole1

En un vaso aparte mezclar el agua con la maicena e incorporar esta mezcla a la leche y chocolate que está en el fuego. En este punto vas a mezclar muy bien para evitar que la mezcla se pegue. Cuando empiece a espesar, apaga el fuego, no dejes que hierva la mezcla. Deja reposar unos 5 minutos tu atole y sírvelo en una taza o plato hondo y listo. Ahora solo toma tu manta caliente, tu taza con chocolate y dirígete a tu lugar favorito a reposar, a comer sabrocito y esperar que la lluvia pase.

01-11-2013

Si no me encuentran, es porque estoy en el sofá de mi casa tomando una tacita o dos de esto. Nos leemos pronto.

Besos.

Lunes sin carne – Casabe

Buen día chicas y chicos. Bienvenidos a otro lunes de recetas libres de carne.

Hoy quiero compartir con ustedes un experimento que hicimos (mi mamá más que todo) hace unos días en mi casa bajo la supervisión y tutela de mi papá que ya tiene experiencia en esto. Y es cómo hacer una torta de casabe.

Para los que no son de Venezuela, el casabe es una especie de pan hecho a base de yuca, sin ningún añadido extra, es simplemente yuca, fuerza y budare (plancha de acero), originalmente el pan que se consumía en la Venezuela precolombina por las distintas etnias indígenas. No todos son fanáticos de este pan, sin embargo es un producto arraigado en nuestro ser como lo es una buena arepa y les aseguro que es un acompañante perfecto para una buena sopa o un sustituto más saludable al pan tradicional para servir tapas y pasapalos en las fiestas.

tartar1

Foto cortesía de El Estímulo con receta del chef Víctor Moreno y foto de Patrick Dolande

Para esto necesitaremos pocas cosas:

  • Yuca
  • Un rallo finito
  • Tela o cedazo
  • Un budare

Lo primero que debes hacer es retirar la concha de la yuca y limpiarla muy bien. Te recomiendo picarla en trozos medianos, es decir, de una raíz sacar unos 3 “cilindros” y proceder con mucha cautela y paciencia a rallarlos. En esta parte te tomarás un tiempo, además que la yuca empezará a soltar todo el líquido que lleva dentro. La idea es que quede lo más fina posible. Nosotros usamos el rallo con el que se rallan las nueces, para que quedara fina toda la yuca.

casabe

Imagen cortesía de TuSaludpr.com

Luego colocas esta pasta sobre el cedazo o dentro de una tela y debes exprimir muy bien, intentando sacar la mayor cantidad de líquido que puedas, debe quedar lo más seca posible y que los pedacitos de yuca rallados se separen entre si cuando pasas la mano.

Ahora viene la parte divertida, calientas el budare en la hornilla de la cocina y cierne sobre el mismo tu harina de yuca. Procura que el budare quede bien cubierto con una capa de unos 2 a 3 mm. y deja que cueza a fuego medio, cuando lo empieces a notar un poco dorado es hora de darle la vuelta (tal cual una panqueca) y deja que dore del otro lado. Ya con esto tienes tu casabe casi listo. Notarás que al retirarlo del budare el mismo sigue humeando y expeliendo un poco de vapor. Originalmente el casabe se suele colocar al sol, para que termine de secar. Pero una buena opción es prender el piloto del horno o colocarlo a fuego muy bajito y colocar ahí dentro tu torta de casabe hasta que se tueste.

800px-casabe-2

Y listo, ya tienes tu casabe, totalmente orgánico, libre de gluten, alto en fibra, bajo índice glusémico, etc, etc. Sin mencionar sabroso, sobre todo cuando está calentito.

Creo que este tipo de cosas, cuando uno observa el trabajo que conllevan, saben mejor, porque viene acompañado de la satisfacción de haber conseguido un producto que simplemente comprabas en el mercado y no sabías como hacerlo. Aún no nos hemos arriesgado a hacer naiboa (casabe blando relleno de melcocha de papelón de caña), pero no duden en que eso ocurrirá pronto.

Así que, si son venezolanos espero que lo pongan en práctica y si no son venezolanos también 🙂 para que conozcan un poquito de las comidas típicas de mi país. Y buen provecho.

Un beso a todos.

Lunes sin carne – Tortilla Española

Hola chicas y chicos.

Feliz inicio de semana para todos. Hoy siguiendo con el tema de lunes sin carne (que en mi caso se lo he dedicado totalmente a comer huevos xD), les comparto una receta muy sabrosa, alta en proteína y carbohidratos, libre de todo tipo de carne y perfecta para un almuerzo o cena. De hecho es algo bastante variado (a nivel de nutrientes) y clásico, pues viene de tierras españolas. Y es una tortilla de papas (o patatas).

Necesitaremos:

tortilla

Primero, pelamos y picamos en lajas las papas y las ponemos a hervir hasta que suavicen. Hay quien prefiere freírlas, pero yo las prefiero sancochadas.

Luego en un sartén colocamos un poco de aceite con las cebollas picaditas en aritos o cubos medianos y sofreír (Mi papá suele añadirle también pimentón, ají dulce y ajos al sofrito, así que pueden experimentar con los sabores). Cuando empiecen a dorar agregar las papas y mezclar bien hasta que queden bien cubiertas las papás con las cebollas y colocar sobre las mismas los huevos, previamente batidos y salados, a fuego medio. Yo en esta parte suelo tapar por un par de minutos.

Ahora la parte más complicada para mi, voltear la tortilla. Cada quien tiene su estilo, pero si no pueden hace como yo, deslizan la parte cocida sobre un plato llano grande, colocan la sartén volteada sobre la parte no cocida de la tortilla y voltean todo junto.

Cocinar por otro par de minutitos, verificar que el huevo está bien cocido y listo.

Servir en un platito hondo y decorar con un poco de cilantro por ariba.

tortilla-espanola-3

Servir acompañada de una ensalada fresca y listo.

¡Buen Provecho!

Pizza sin carne

Hooola chicas y chicos.

Después de un buen tiempo desaparecida de esta sección, pero ya hoy la retomo (aunque sea escapadita en el horario de descanso en el trabajo), les traigo una receta simple, sin gluten y deliciosa.

Si son amante de las pizzas al igual que yo, pues, hoy pueden optar por comer una pizza sin carne en el restaurant 😛 o hacer su propia versión, utilizando vegetales en lugar de harina, es más saludable y rápido de hacer.

5bdd070ea344c21ef870c8d81dee345e

Imagen cortesía de: Sally’s Baking Addiction

Primero necesitaras elegir tu vegetal favorito, calabacín, berenjena, hongos o tal vez pepino. Salsa de tomate, queso mozzarella y parmesano, tomate en trocitos, maíz, setas picaditas y hierbas.

Luego picar en rodajas tus vegetales (o si usas hongos limpiarlos muy bien), colocas encima la salsa, el queso y el resto de tus ingredientes y lo colocas en tu horno a que gratine un poco y se tuesten los vegetales de la base. No olvides colocar aceite en la bandeja o papel encerado para que no se te peguen cuando las quieras retirar.

Retirar y comer antes de que se enfríen. Son unas pizza de bocados que quedan perfecta para compartir, para un almuerzo rápido cuando tienes poco tiempo en el trabajo o incluso para una fiesta.

81624a8f5aeb3f64333573e674f680f2

Buen provecho

Espero que encuentren útil esta receta.

Besos