Estaba perdida, no estaba de parranda

Hace dos semanas fue mi última publicación en el blog. Desde entonces me tomé unas “vacaciones”, mi mente se encontraba caótica y desastrosa. No habían ideas que fluyeran con calma de ella y aún hoy esta un poco dispersa.

Creo que está algo relacionado a esta lista de supermercado que nos entregan al nacer, con las metas que debes ir alcanzando en cada etapa (años) de tu vida, esa que dice cuándo estudiar, comprar casa y carro, casarnos, tener hijos y esperar a no morir para hacer algo más con nuestras vidas. Aprendemos a frustrarnos cuando no podemos hacer check en algunos de los ítemes. ¿Por qué?. ¿Por qué nos cuesta tanto ver nuestra vida no es solo un procedimiento?. El éxito puede medirse de muchas formas, particularmente la mía es midiendo mi grado de tranquilidad en la vida. La paz y la felicidad valen ahorita para mi mucho más que mucho trabajo y/o dinero.

Pero aceptarnos como somos implica un cambio en todo, ¿no es así?. Debemos dejar de vernos como insuficientes o como quien todo puede resolverlo, ser menos como la sociedad nos quiere y ser más como nosotros queremos. Creo que eso disminuiría grandemente los indicadores de insatisfacción y frustración en cada país del mundo.

3567ef3763dd48bec51058562493166f

Entonces, nos toca aprovechar la maleabilidad de nuestro cerebro. Pero lo más importante sería abrirnos y regresar a esa primera infancia, donde todo era nuevo y nuestras necesidades eran muy básicas. Aprender de nuevo, sobre todo aprender a ser personas asertivas, a perdonar y a aceptar lo que la vida (cosmos, Dios, universo o como desees llamarlo) nos ofrece, pues al final, todo lo que sucede es para bien. Solo al resistirnos vemos resultados negativos, es como el dolor anticipado a la vacuna y los movimientos que haces cuando la colocan, en lugar de relajarnos, aceptar la pequeña dosis de dolor que nos toca y tomar lo bueno que viene de todo esto.

Se que todas estas cosas que les cuento, aunque suenen a recomendación para ustedes, en su mayoría son recomendaciones que me doy a mi misma. Para entender cada día y poder disfrutarlo al máximo. La vida es una sola y es muy corta como para preocuparme en si me alcanza el sueldo, si algún político hizo o dejó de hacer, quién vino y quién se fue.

Todo lo que viene es para mejor, para crecer como ser único que eres. Entonces no hay que desesperar, hay que aprender, hay que ocuparse y hay que aceptarse, con sus altos y bajos, en nuestros momentos de luz y nuestros momentos de oscuridad. La vida sigue y el mundo no deja de girar porque un invierno fue más largo de lo habitual o porque el verano fue muy caliente. Todo está en equilibrio y en armonía.

Entonces, intentemos estar en armonía.

Besos.

Lunes sin carne – Documental ‘What the health’

Hola chicas y chicos. Buen lunes para todos.

Hace unos años, cuándo decidí empezar a tener días de alimentación vegetariana/vegana, fue después de ver un documental de HBO ‘El peso de la nación’, donde en 5 capítulos se hablaba de las razones y cómo combatir los problemas de obesidad en E.E.U.U.

Hoy quería comentarle acerca de recetas sin carne, como otros lunes. Sin embargo, hace unos días, una querida amiga me recomendó un documental (gracias Tay) que se llama ‘What the health’. Este es básicamente el documental “vegano” de este año.

wth4

Este documental se centra básicamente en “descubrir” las trampas que existen en los estudios de organizaciones estadounidenses de salud. Algo que me parece bastante importante compartir pues en el resto de los países de América, tomamos por hecho mucho lo que digan estas organizaciones o basamos algunos estudios en estos (y no quiero que nadie se sienta ofendido, lo digo porque en mi carrera de ingeniería sucede mucho). Y se dan el trabajo de comentarnos quienes son los principales patrocinantes de estas organizaciones (algo así como que la industria del tabaco patrocine los estudios de cáncer de pulmón) y es algo que fácilmente se puede verificar.

Entonces. ¿Qué les quiero decir? Primero que vayan y vean el documental (está en la página del documental y seguro que alguien ya lo montó en YouTube) y con mente abierta por favor, no siempre es fácil entender otros puntos de vista cuando estamos encerados en el nuestro.

Luego, mi percepción acerca de lo que ví, sin ganas de hacer spoilers, es:

  1. Deben tener en cuenta que en el documental el narrador empieza diciendo “soy un hipocondríaco en recuperación”, por lo que a mi parecer le resta mucha fuerza a lo que comenta. No es que sienta que las personas hipocondríacas no tengan razón en sus creencias, pero muchas exageran, entonces ya allí para mi se perdió parte del argumento, y no habían pasado ni 5 minutos.
  2. Hay una serie de testimoniales que, a mi juicio, no dan fuerza al argumento. Sé que querían mostrar los beneficios de una alimentación vegana, pero llegan a verse algo falsos.
  3. Me encanta que hayan intentado comunicar con estas organizaciones y en todos los casos, ver las fallas que las mismas tienen cuándo se reclamaba una explicación al querer contrastar resultados entre organizaciones mundiales y europeas con las estadounidenses. Definitivamente hay algo que no quieren decirnos.
  4. Es algo fuerte observar, lo que yo tanto comento y mi motivo por el cual me gusta consumir alimentos que no contengan carne, el proceso de la industria cárnica convencional. Para nosotros es muy sencillo solo pasar al super mercado y comprar la pieza de carne que queremos, pero cuántos de nosotros sabemos las condiciones de crianza, proceso de “beneficiado” del animal y más aún el proceso de conservado de esas carnes. Creo que muy pocos es la respuesta correcta. Y si, sé que hay personas más impresionables que otras, pero no quiero recalcar la crueldad del asunto (tampoco lo hacen en este documental), sino las condiciones de salubridad que si nos afectan bastante.

Ahora bien. Yo consumo carne animal, sin embargo trato de minimizar mi impacto ambiental con el consumo de carne. No me gustan los extremos, por eso intento “equilibrar” las cosas en mi consumo de alimentos. Aunque nunca se puede decir nunca.

Este video solo sigue reforzando cierto criterio en mi de evitar el consumo de carne, aunque siempre lo pensé más por el bien de los animalitos, ahora también lo refuerzo con el daño que se le hace a otras personas y a mi propio cuerpo.

No fue un documental que cambiara mi vida, pero si me hizo pensar e investigar sobre ciertas cosas. Creo que este es el verdadero fin de este tipo de videos. No decir qué está bien y qué está mal, sino animarte a investigar y que tu consigas tu propia verdad.

Y eso me parece importante, el respeto de opiniones. Pues conozco tanto en la comunidad omnívora como en la vegana a personas muy agresivas y dominantes con el resto de las personas sobre qué y cómo comer.

Así que tomemos un respiro hondo y abramos nuestras mentes.

De verdad les recomiendo que vean este video. Es bien interesante. Y luego me dan sus opiniones que también me encantaría saberlas 🙂

Besos.

Has cambiado

1e7f942faa84137c036cfcd981dc3b12

Persona 1: Has cambiado – Persona 2: Eso espero

Cambios. Una palabra tan sencilla y la cuál trae consigo grandes consecuencias.

¿Por qué tememos al cambio?, ¿es cambiar malo?. Yo no creo que sea malo, solo que muchas veces el cambio significa dejar ir nuestra zona de confort.

Por ejemplo, siempre soñamos con mejorar, con un futuro brillante, pero muy pocas veces cambiamos lo que es necesario para obtener esos resultados, no porque no empieces a hacerlos, sino porque se ven muy cuesta arriba.

Entonces, ¿quiere decir esto que lo que soñamos no es la meta porque no estamos dispuestos a hacer los cambios necesarios?, no lo creo. Más bien apoyo la teoría que nos asustamos, o peor aún, nos decepcionamos, bien sea por abandono o por falta de apoyo. Y nos resentimos a permanecer en el espacio que conocemos, el que sabemos que podemos controlar. Y he ahí la palabra mágica, CONTROL.

Ahora, replanteemos la pregunta. ¿Qué nos hace querer controlarlo todo?. Aún busco la respuesta más lógica a esta pregunta, pero hasta ahora solo he dado con esta respuesta, la adultez. Crecer implica un número de aprendizajes grande y con ellos casi siempre vienen heridas, al final nos rehusamos a recibir otra lección dolorosa, así como cuando niños nos caíamos o nos castigaban, pues de adulto las heridas van por dentro y sanan muy lento.

Sin embargo, el mundo no deja de cambiar. Tu entorno se modifica, personas vienen y personas van, todo se sigue moviendo, y tú sigues ahí negándote a moverte, plantado.

Se que es una situación fuerte, puedo decirlo con toda propiedad, pero no podemos solo quedarnos a ver el tiempo pasar, a ver la vida pasar. Vive tú. Empieza por pequeñas cosas, como por ejemplo salir de tu casa, cambia tu cabello, prueba estilos nuevos, conoce nuevas personas, ve a un lugar que no conozcas, y poco a poco irás escalando tu nivel. Pero siempre hay que dar un primer paso.

Haz una lista con esas cosas que sueñas y haz otra lista con los pasos que debes seguir para lograrlas. Pero no te quedes atrás.

No tienes que ir al ritmo de los demás, ve a tu ritmo, todos nacimos diferentes y en formas muy distintas, así que no podemos seguir encerrados en esa caja de las metas que debes tener cubiertas a cual edad.

Deja de lado el pensamiento catastrófico de fracaso, porque aunque hayas intentado algo y haya salido mal, puedes decir que tuviste el coraje de hacerlo y no sentarte a ver si podía pasar o no.

No te sientas mal de haber cambiado, asústate si al contrario te dicen que sigues igual. Cada etapa de tu vida requiere una versión distinta de ti, de lo contrario tienes cuentas pendientes.

Y al final, recuerda que todo cambio, bueno o malo, es para tu crecimiento, para hacerte mejor persona de la que fuiste. Al momento es difícil de entender, pero si aprendes la lección sabrás que hacer.

Feliz lunes para todos.

Besos.

10 cosas que sucederán el día de tu boda

Han pasado muchos días desde el compromiso. Horas y horas arreglando todo para que el día de la boda sea inolvidable. Pero sin importar cuantas previsiones hayas tomados, ni cuantas horas hayas soñado como será ese momento, hay cosas que solo vivirás y entenderás justo el día de tu boda.
oncewed2
Sin importar a cuantas bodas hayas asistido, o el número de veces que hayas sido dama de honor. Así que toma notas de estas cosas, que normalmente nadie comenta. Pero al final recordarás este día como el mejor de todos (hasta la fecha).

1. Los 10 minutos antes de la ceremonia serán los más estresantes

Es obvio pensar que estos minutos serán más tranquilos, ya todo está listo. Pero en realidad están llenos de mucho estrés, el pensar en el tamaño de esta decisión, el tiempo que tienes contado (porque típico que se retrasa algo en el maquillaje o peinado), el tráfico cuando te toca desplazarte. Ufff.
Sólo recuerda que tu amor te está esperando al final de la jornada y que va a tener una gran fiesta para celebrar (sin dejar de mencionar la razón por la que ha dicho “sí” en el primer lugar).

2. La ceremonia es la mejor parte

Hay algo realmente sorprendente acerca de la ceremonia de la boda. Las tradiciones, los votos y tu familia y amigos que hacen que sea uno de los momentos más especiales de tu vida. ¿Un consejo? Asimílalo todo y brinda por ello. Querrás estos recuerdos para toda la vida.

3. Definitivamente llorarás

De acuerdo, éste podría no ser tal un secreto todo lo que podemos decir es que el llanto es básicamente inevitable. Así que si eres la novia, asegúrese de usar maquillaje a prueba de agua (o incluso conseguir extensiones de pestañas) y mantener un poco de rímel y lápiz labial fácilmente disponible para retoques rápidos.

4. Sonreirás de más

Miles de fotos por todas partes, por donde caminen escucharán la palabra “foto, ¡foto!”. Se te pasará el día sonriendo, y ¿por qué no? ya que va a ser el mejor día de tu vida. ¡Te casas con tu mejor amigo/amiga, después de todo! Bailarás con tus amigos y familiares, recordarán anécdotas del pasado y entre tanto, no habrá razón lo suficientemente pesada para fruncir el ceño.

volvoretaxiana-hernanb-64

 

5. Amor y apoyo

Te sorprenderás del amor y el apoyo que recibirás de tu familia y tus amigos más cercanos. Todos ellos están ahí por ti.
Y puede que no llegues a sentarte en un buen rato, o incluso probar la comida, pues todos querrán hablar contigo, hacer ese momento memorable.
Entre brindis, fotos, pellizcos en las mejillas y bailes, saldrás con el corazón lleno de amor.

6. Querrás tiempo a solas

Creo que es obvio. El punto anterior, más cualquier inconveniente que surja, puede abrumar a cualquiera.
Así que ese día, aprovecha los momentos que tengas a solas para ti o para la pareja. Será ajetreado.

7. Te sentirás agotado

Seamos realistas, no será muy fácil dormir de más la noche antes de su boda. Entre organizar las mesas, las correcciones de tu mamá y la emoción en general por el día que está por venir, se hará bien complicado cerrar los ojos. Así que, invita a tu gran amigo el corrector para ese día ;).

8. No va a ir todo como estaba previsto

Como en todo evento, algo podría terminar yendo mal. Puede ser algo pequeño, o puede ser grande, pero el mejor consejo que puedo darles es que se mantengan al pie del cañón y tratar de pensar en el cuadro en macro. ¿Se puede resolver este problema con facilidad? ¿Tiene una gran diferencia a largo plazo? ¿Los asistentes aún se divierten? ¿Te estás divirtiendo? Si estas te respondes estas preguntas fácilmente, entonces no te preocupes, relájate y a seguir disfrutando, no duden en delegar tareas a los planificadores y los parientes, por lo que no tiene que lidiar con el drama y ahorrarse ratos de estrés.

9. La magia ocurre en momentos inesperados

18-768x511

Te prometo que el día (o fin de semana) más especial de tu vida será algo totalmente inesperado. El minuto o dos robado por tu pareja antes de la ceremonia, un abrazo de tu papá o unas palabras de amor improvisadas por un gran amigo. No sabrás en especial qué, pero te aseguro que sentirás magia por doquier con pequeñas acciones como estas, y significarán el mundo para ti.

10. Te sentirás diferente

Aunque tengan años viviendo juntos, se sentirá diferente. Tal vez sólo sea un ligero cambio o podría sentirse como un gran cambio, pero definitivamente se sentirá diferente. Así que disfrútalo.

 

Nos vemos la próxima semana.

Besos.

Evaluación de mitad de año

Hola chicas y chicos. ¿Cómo ha estado?

Qe increible lo veloz que llegamos a la mitad de año, no les parece. Si apenas pareciera que fue ayer que terminabamos de guardar las últimas figuritas del pesebre y el árbol navideño.

Pero si. Ya llegamos a la mittad, y esto quiere decir que es un buen momento para sentarnos a ver un ratico hacia atrás, a evaluar nuestras metas de año, si hemos empezado o no, o si las hemos conseguido ya.

Yo seré honesta con ustedes, este segundo cuarto he estado bastante dispersa y poco dedicada en mis metas. Si me comparo con el primer cuarto de año, pues no he avanzado mucho en mis objetivos, sobre todo en este útimo mes. Pero de igual manera les comentaré en que me ha ido bien y en qué no tanto y ver cómo puedo cambiar esta situación.

  1. Libros leídos al 30 de junio: 5. Una vez más, la meta de lectura ha sido bien copada, pues en esto mato mi rato libre mientras estoy sumida en el tráfico o en el metro, es más seguro y aporta más que solo estar revisando mi celular constantemente.
    Entonces, las lecturas de estos meses ha sido algo variada.
    * Caracas de mil y pico – Lucas Manzano: Un librito que llamó mi atención por su título y sus imágenes hechas en rapidograph en una feria del libro, por allá or el 2015. Este es un libro de anecdotas. Un libro que te ayuda a conocer la historia de esta ciudad a través de los cuentos y leyendas de sus ocupantes. Aquí hay historias desde poco después de la conquista de colón hasta aproximadamente 1950. Una peqeña joya que incluiría en el material escolar del país.
    * Las aventras de Juan Planchard – Jonathan Jakubowicz: Bueno. Este libro es fuerte. Es una mezcla reusmida de las historias, el día a día las noticias, la política, algo de fantasía y el malestar general del venezolano. Todo en un pqueño libro. He de decir que terminé con sentimientos encontrados, además de iracunda al terminar este libro. Ya veremos.
    * Bestias Fantásticas y Dónde Encontrarlas – J. K. Rowling: Este fue un regalo de cumpleaños fabuloso, pues este libro yo no lo tenía y esta es la versión nueva en tapa dura. Con lo fan que soy del mundo de Harry Potter no podía dejar este libro por fuera por mucho tiempo. ¿Qué puedo decrles al respecto? Pues que es un libro de estudio más, cual si fueramos estudiantes de Hogwarts :).
    * Casas Muertas – Miguel Otero Silva: Otra historia al pasado. De cómo Venezuela fue, poco a poco, sumiendose en la pobreza post-guerras, el abandono del campo por busca de un poco de estabilidad y salud. De pueblos un día prósperos y hoy día acabados por el desinterés de los gobiernos. Es por esto que la historia me parece una de las cosas más importantes, sabes tu origen y tal vez entiendas el porqué de tu situación actual y cómo cambiarla. Este muy pequeño texto es de obligatoriedad para la cultura geenral de todo hispano, al final no somos tan diferentes.
    * Estúpidos Hombres Blancos – Michael Moore: Otro préstamo, he de decir bastante interesante. Si te gusta saber sobre la política de EEUU a fondo, este libro, ya algo viejo, puede llamar tu atención.

  2. Publicaciones semanales: 2 😀 (casi siempre). Me gusta pues le he tomado cariño al publicar de forma constante, es una responsabilidad agradable para mi, pero como todo, si el ánimo y las musas no me acompañan, pues los dejo sin publicaión y lo siento :'(. Mejoraré.
  3. Trabajo hecho a mano: Más que en el primer trimestre, pero poco les he compartido por falta de tiempo, mejor dicho, por falta de organización. Pero muy pronto compartiré ideas geniales con ustedes.
  4. Comer más comidas vegetarianas: Esto si lo he aumentado mucho más, pues por la condición económica más que todo. Se ahorra uno mucho dinero comprando productos vegetales, solo se necesita imaginación para conseguir resultados nuevos :), no todo es ensalada, creanme.
  5. Aún no se hablar francés. SHabía empezado por Duolingo, como vieron en el corte anterior, pero lo abandoné. Es algo de motivación y energía, y creo que en este momento la desvíe hacia un mounstruo que tengo pendiente. Mi tesis de Maestría.

Así que, esta es mi historia actual. Necesito organizarme mejor definitivamente. Ya prácticamente cumplí con mi cuota de libros del año, así que se pueden dar una idea de la cantidad de tiempo que paso en trancas. Creo que debería la forma de hacer otras cosas, sencillas, en ese tiempo.

¿Y ustedes cómo van con sus resoluciones de año? ¿Las han cumplido? ¿o ya las dejaron engavetadas?. Vamos, ánimos. Si podemos lograr lo que nos propongamos.

9fb06a6664bb6a1ba2d748301658165c

Besos.

Miedos

Todos tenemos miedos.

Y curiosamente, mientras más crecemos, más miedos tenemos. Yo de niña pensaba que los adultos de hecho no tenían miedo, que tomaban decisiones pertinentes y óptimas con facilidad. Que al crecer, los problemas y las situaciones difíciles de la vida se podían evaluar más fácil y tus resultados no serían una angustia en el tiempo.

Sin embargo, me equivoqué. Los temores parecen crecer a la par con uno. Y ¿por qué? ¿a qué le tememos tanto?. Pensamos y repensamos las soluciones, volvemos a pensar en los pros y contras de nuestras opciones, y luego nos lamentamos de la solución y pensamos que tal vez la opción anterior era mejor. ¿Ansiedad? ¿Culpa? ¿”egoísmo”?

Si venimos al mundo a crear, a hacer en bien y crear felicidad, ¿por qué nos torturamos tanto con nuestras acciones?.

Ésto ya no es egoísmo (no si tus acciones no generan daños importantes a otras personas), es parte de tu satisfacción como ser humano. Es volver a ver el mundo como niños, extender nuestros límites y pensar que siempre hay toda una vida por delante. 1 año, 20 años, es igual. Es tiempo de logros y satisfacción personal. Es cambiar tu mundo para modificar tu entorno.

Así que da el primer paso, acepta que tienes miedo. Yo ya lo hice.

No me gusta hablar por teléfono

Hola chicas y chicos.

Feliz inicio de semana para todos.

Hoy, mientras estaba por twitter un rato, me encontré esta imagen.

cb3mfkpueaapa1g

Y no se imaginan lo “bien” que me hace sentir que no soy la única persona de mi generación que se siente mal al hablar por teléfono. Para mi es frustrante el hacer una llamada o recibir una llamada, pues tengo que dejar lo que sea que estoy haciendo para atender la llamada (no es que no me guste hablar con la gente, es que los días pasan muy rápido).

Por ejemplo, me encanta reunirme con alguien que quiero y podemos hablar por horas y luego retirarnos, podemos seguir hablando por chat o correo y para mi eso suele ser “suficiente”.

Sin embargo las llamadas telefónicas me colocan ansiosa, normalmente cuando recibo llamadas se requieren que piense rápido mis respuestas, y yo necesito tiempo de ordenar mis pensamientos y mis palabras, que mis respuestas suenen como de verdad quiero que suenen, es por eso que me gusta la informalidad del chat o de un email, donde mi intermediario es la pantalla de mi móvil o mi computadora.
Claro está, que muchas veces se malinterpretan las respuestas (pues eso depende muchas veces del estado de ánimo del lector), pero me parece más práctico, me parece políticamente correcto. Es la versión acelerada de la época en la que solo podías hablar por cartas, con la diferencia que puedes tomarte el tiempo que necesites para contestar (y orar porque tengas datos o WiFi disponible a la hora de enviar tu respuesta).

Entonces, no me gusta hablar por teléfono, me lo reservo para ocasiones especiales :3 porque siempre estoy en mil cosas y la comodidad de hablar con alguien mientras no lo ves o haces otra cosa, no tiene precio.

¿Qué opinan ustedes? ¿Son de los que prefieren estar horas al teléfono o prefieren la privacidad de la pantalla?

Besos.