Cuidado personal

Hola mis amores.

¿Cómo va este inicio de año? El mío va bastante movido y veloz, han sido tres semanas altamente movidas. Tanto que me siento viviendo por abril pero con varias cosas pendientes de enero y febrero. Y entre cada cosita, algo sacrifico. En este caso, mi blog 😦

Sin embargo, hoy me tomo un tiempo para detenerme del trabajo, para hacer algo que también me gusta (es parte de mi cuidado personal, llenar mi alma de cosas que me gustan).

Y justo de esto quiero hablarles, del cuidado personal. Siempre que se nos menciona este término pensamos en cosas como: ducharse, peinarse el cabello, básicamente aseo. Sin embargo el cuidado personal va un poco más allá. Para mi esta relacionado a todo lo que te genera bienestar. Así como estar aseado, comer bien, dormir en paz o tener un espacio para descansar o trabajar que te llene de alegría y calma.

Últimamente, he estado muy enfocada en esto de tener un espacio que me llene de calma, mi habitación quiero convertirla en un remanso de calma y claridad. Así que cerré el año anterior pintándola en tonos blancos y arena y buscando inspiración de mi concepto de un cuarto tranquilo. En otra etapa de mi vida el azúl me traía ese sentimiento, hoy en día mucho azúl me abruma. Pero la luz siempre ha sido un elemento importante para mi y quiero capturar lo más que pueda de la luz natural en mi habitación. LLenarla de plantas, ordenar de mejor forma los libros y tener un espacio neutral y que inspire tranquilidad.

Sin embargo, se me ha hecho complicado, soy como una hormiguita y guardo cosas, recuerdos más que todo. Y claro, no los disfruto, solo los tengo present en cada limpieza de mi habitación.

Pero necesito espacio, necesito calma y algo de orden. Mi casa es pequeña, por lo que siempre busco pequeñas soluciones, soluciones que sean fáciles de trasladar en caso de mudanza (así me ahorro unos cuantos $ que son tan necesarios, solo que no lo sabes hasta que necesitas un poco más de dinero). Además, el proceso de redecorar y arreglar me trae algo de calma, a pesar de lo largo del proceso, es como tomar una larga ducha de agua caliente. Al final es bien satisfactorio, y en el camino es como si hubiese aprovechado de limpiar un poco mi alma.

a0faf1f9c7f9ae9aa47001e23ba06d66

¿Ustedes que opinan? ¿Creen que es importante el incorporar elementos externos como parte de tu cuidado personal? ¿Cómo sería su habitación ideal?

En próximas publicaciones estaré compartiendo con ustedes más información respecto al cuidado personal. Es un tema al cual he empezado a tomarle algo de cariño, pues al final, estoy aprendiendo a cuidarme un poco mejor (en todos los sentidos).

Nos vemos pronto.

Un beso.

 

Advertisements

¡Adiós! Ha sido interesante

Después de un buen tiempo deasparecida, me he sentido nuevamente dispuesta a sentarme y escribir estas líneas.

Primero que todo, feliz año 2018. Que no se pierda la linda tradición de reunirnos a soñar con lo que podemos hacer mejor. Espero que ese espíritu se mantenga durantw todo el año y en efecto, sea todo mejor el próximo diciembre.

He estado pensando justo en este año que pasó, el que sería (o fue en cierta forma) mi año. Y no fué precisamente lo que esperaba ni había planeado. Fue un año de despedidas fuertes, de cortar planes de raíz y de retomar otros y no dejarlos morir. De entender que la vida no puede seguir un plan (por más que lo intentes) y que las oportunidades se presentan en los momentos que menos te lo esperas. Fue un año de perder muchas cosas y muchas personas, pero también fue un año de poder acercarme más a unas pocas personas que siento son parte de mi y reencontrar viejas amistades, de esas que el tiempo y la distancia no cambian.

El 2017 fue tan variopinto para mi como lo fue para el mundo en general, sin ánimos de comparar, solo fue mi año, mi annus horribilis. Pero de toda tormenta, sale algo bueno. Heencontrado una parte de mi, creo que la más auténtica de mi misma, que lleva mucho tiempo oculta y que aún lucha por salir, solo que mi ambiente y resistencia mental parecen ser más fuertes. Pero esta vez me niego a ocultarme, si he de pelear, lo haré una vez más (es menos agotador que mantenerse quieto).

Así que 2017, te digo adiós. Fuiste un año interesante, pero esto ha de terminar de una vez por todas, no podemos seguir repitiendo.

Por los momentos, mi mente está tranquila y activa a la vez. Pensando en todas las cosas que debo hacer para terminar de fundar y colocar en la máxima producción, que mi bolsillo permita, mi nueva empresa.

Este año va de recuperar viejos sueños, unos muy míos y otros que aprendienron a serlo, pero que en definitiva definen la persona que realmente soy. Así que, prepárense a ver nuevas facetas mías, pero la temática del blog permanecerá (o intentaré) permanecerá igual.

Mientras tanto, disfruten de un poco de la música que me acompaña ahorita. Si no conocen a esta vieja (muy vieja) artista, bienvenidos al club. Al contrario, si la conoce, han tocado una fibra en mi corazoncito y les mando toneladas de amor.

 

Feliz 2018

Colgador de colgantes de madera DIY

Hola mis amores. ¿Cómo están?

Yo aun no me creo que he estado lejos del blog por tres semanas. Es decir, en serio mis días parece que duran algo así como 10 horas o menos, y a lo que llega el lunes ya estoy angustiada de lo cerca que esta del viernes (pueden creer semejante locura).

Sin embargo, en estas tres semanas pasé por un “ataque” en el que decidí cambiar todo lo que tengo, saqué todas las cosas de mi cuarto (y creanme que cuando tienes un cuarto dormitorio/oficina/cuarto de fermentación tienes muchas muchas cosas) y empece a pintar, limpiar, clasificar y reodenar, tres semanas después ya casi tengo una nueva casita.

Es por eso que me he tomado este rato para poder empezar a compartirles lo que les consulté hace tanto tiempo en mi InstaStory, que son regalos DIY de Navidad. Y en puesto que nos quedan tres semanas para trabajar en ello, pongámonos manos a la obra.

El día de hoy, quiero enseñarles a hacer un detalle muy sencillo pero hermoso y que de seguro le encantará a tu amiga/prima/hija/sobrina adolescente. Además es un regalo para ti también pues necesitarás salir al parque o bosque más cercano a buscar ramas secas, de buen tamaño y grosor.

materiales colgador de madera

Una vez seleccionada nuestras ramas, debemos asegurarnos de lijarlas muy bien para minimizar las prescencia de astillas que puedan lastimar nuestros deditos, o peor aún, generar la ira de nuestra querida adolescente (sin ofender, pero la recuerdo como una etapa muy difícil).

Una vez alisada nuestra superficie, procederemos a sellar la madera, para evitar que le caiga cualquier plaga que quiera comerse nuestra obra de arte. Dejamos secar bien un día y, de ser necesario, repetir el procedimiento.

Ahora, empieza la parte divertida. Primero seleccionaremos la “altura” de nuestro cordón, pues eso definira cuánto colgará nuestro porta-collares. Y hacemos nudos en los extremos de nuestras ramas. Aquí puedes divertirte un poco, si tienes habilidades para hacer nudos más elaborados, entonces es tu hora, lúcete.

arbol2bnavidad2bpalos2bdiy2bchristmas2btree2bsticks2bmanualidades2b7

Luego, procedemos a ubicar nuestros pequeños garfios a o largo del tronco. Dependiendo del tipo de madera puede ser más fácil de colocar. Así que, si no puedes colocarlos con simple presión de tu mano, es hora de recurrir a un poco de ayuda, como usando un taladro con un mecha pequeña que permita hacer un agujero donde nuestro gancho entre a presión.

Y listo queridos, solo falta buscar un lindo empaque. Pueden incluso regalar un juego de pequeños colgadores con diferentes formas y colores de madera y/o cordón. Solo asegúrate que el estilo de tu querida adolescente vaya por esta línea 😉 a menos que quieras que termine alimentando el fuego.

728abef2428500408b6383e287662ac9

Espero que esta idea les guste, pronto les estaré compartiendo más ideas de regalitos hechos a mano para estas fiestas de fin de año.

Besos.

Cuenta regresiva.

Las campanas de la iglesia están sonando, anunciando que el año viejo se va…

¿Pueden creer la fecha en la que estamos? No nos quedan sino cerca de 50 días o menos para terminar el año. Creo que el tiempo quiere hacerme vieja antes de tiempo, O simplemente tiene prisa (tenemos prisa).

Siempre que llega esta temporada, me entra la emoción/ansiedad de la Navidad y el año que está por venir. Empiezo a hacer recuento de todo lo que he vivido este año, bueno y malo y de todas las cosas que están por venir y uisiera hacer.

Entonces los días se me pasan volando, sin mencionar le tiempo que me toma buscar regalos, hacer comida, organizar las fiestas, visitar amigos, visitar familia y así sigue hasta que por fin, llega enero y se acercan las fechas de iniciar el trabajo.En otras palabras empiezo el año cansada, con bastante menos dinero en mi cuenta y llena de esperanzas para hacer cosas nuevas o cosas pendientes.

Cada año hago una nueva lista, un nuevo sueño. Y a final de año empiezo a revisar las cosas en las que fallé o dejé de hacer. Y no me celebro las cosas que si hice. Es por eso que este año me decidí por una “lista” un poco más realista. Y a pesar de no haber logrado todas las cosas que me propuse si logré hacer más de la mitad.

Así que este fin de año celebraré mi constancia y mis logros. Por pocos que sean, son mis logros. Y soy de las cosas buenas que hago, no mis fracasos.

De aquí en adelante seguiré enfocandome en lo bueno. Enfocandome en lo que quiero lograr.

Nunca dejes de visualizar lo que quieres, ni mucho menos dejarte mal influenciar por tu entorno.

Sé que tenía un par de semanas desaparecida por aquí, pero este pensamiento llegó a mi mente y quería compartirlo con ustedes.

Besos.

Despedida

Hola mis amores.

Hoy el post llegó un poco tarde, pero más por razones externas que internas. (O tal vez es solo una excusa mía).

Bueno, ya estamos en Octubre. Solo nos resta un trimestre para empezar un nuevo año, que al final no es más que la misma continuación de los días pero con un año distinto al escribir la fecha.

Pero, como cada cuarto de este año, tal como me prometí, haría una reseña de lo que fue mi vida respecto a las metas que me he planteado cumplir este año. Aún no las he listado (eso ocurre más abajo, pero mientras escribo estas líneas no lo he pensado bien aún) pero este cuarto ha pintado no precisamente muy bien respecto a lo que esperaba.

Igualmente, esta será la última evaluación de metas de este año (en diciembre me da pereza, además he de empezar mi nueva lista), por ende la despedida de las evaluaciones, la despedida de viejos ciclos y el inicio de nuevos.

New Year's Resolutions

Entonces, evaluando las primeras metas que me establecí y compartí con ustedes por el blog, tengo los siguientes resultados:

  • Este trimestre no he terminado un solo libro. Estoy leyendo desde junio pasado “Por quién doblan las campanas” de Ernest Hemingway, s un libro bastante entretenido, pero no logro concentrarme, con este o con ningún otro libro. Extraño tremendamente los ratos de lectura, porque son espacios para mi, de meditación y tranquilidad, pero mi mente ha estado muy dispersa y se han reducido mis espacios de calma, donde no tenga que estar pendiente de otra persona, sino de mi libro y la música.
    Puede que empiece a leer de nuevo Harry Potter y El Señor de los Anillos, por enésima vez, no me cansan, más bien son mis fuentes de sueños y lecciones.
    Sin embargo, he aumentado mi consumo de películas. En las tardes, entro a internet y busco algo que llame mi atención, así como quien busca una joya y he tenido la fortuna de toparme con algunas muy preciadas para mi, sin mencionar mi reciente amor por el acento español.
    tumblr_m7hid4ploj1r19909o1_500
  • Con el blog, he sido poco constante. Durante el mes de agosto, mi musa se de vacaciones de verano y a saltar entre cascadas, dejándome de un vacío que no sabía llenar, por lo que fue un mes muy flojo para mi respecto al trabajo del blog. Cosa que se extendió al mes de septiembre. Me atacó un poco la desesperación de encontrarme embotada, sin ideas y sin palabras. Sin embargo siempre me las ingeniaba, cada vez que pudiera cocinar, la cosa se hacía un poco más llevadera.
  • Mis manos, solo han escrito planes en mi agenda y cocinado un par de cosas. Creo que también están faltas de inspiración.
    Sin embargo, ya con el inicio del mes de octubre, para mi mes de disfraces, frío, torta de auyama (calabaza) y lluvias intensas, también inicia mi reto de intentar recrear con maquillaje 30 disfraces sencillos para Halloween. Cosas que se pueden hacer con el maquillaje común que tenemos en casa. A ver si logro terminarlo, pues es bastante más tiempo el que debo dedicar cada día a maquillarme.
  • Respecto a comidas de origen vegetal, se han mantenido muy cerca de las pastas, granos, aguacate y tubérculos. A pesar que he comprado carne, resultaba casi siempre una mezcla de las opciones no carnívoras, de lunes a lunes. No he compartido más recetas importantes para los lunes sin carne pues no he variado mucho lo que he comido recientemente.
  • Aún no hablo francés, pero si veo más películas francesas y eventualmente se cruza alguna frase en francés para repetir en mi feed de Instagram.

Y básicamente, este ha sido mi trimestre. Recientemente anclé un botón para donaciones por PayPal, para poder adquirir ciertos productos que me permitan crear nuevos tutoriales para ustedes, pues la vida me ha pedido muy “amablemente” el buscar nuevas fuentes de ingreso y retirarme momentáneamente de mi trabajo de oficina…

Me gustaría saber cómo ha estado su trimestre. ¿Qué cosas buenas o no tan buenas les han ocurrido? Cuentenme 🙂

Así que, pronto nos leemos.

Besos.

Lunes sin carne – Documental ‘What the health’

Hola chicas y chicos. Buen lunes para todos.

Hace unos años, cuándo decidí empezar a tener días de alimentación vegetariana/vegana, fue después de ver un documental de HBO ‘El peso de la nación’, donde en 5 capítulos se hablaba de las razones y cómo combatir los problemas de obesidad en E.E.U.U.

Hoy quería comentarle acerca de recetas sin carne, como otros lunes. Sin embargo, hace unos días, una querida amiga me recomendó un documental (gracias Tay) que se llama ‘What the health’. Este es básicamente el documental “vegano” de este año.

wth4

Este documental se centra básicamente en “descubrir” las trampas que existen en los estudios de organizaciones estadounidenses de salud. Algo que me parece bastante importante compartir pues en el resto de los países de América, tomamos por hecho mucho lo que digan estas organizaciones o basamos algunos estudios en estos (y no quiero que nadie se sienta ofendido, lo digo porque en mi carrera de ingeniería sucede mucho). Y se dan el trabajo de comentarnos quienes son los principales patrocinantes de estas organizaciones (algo así como que la industria del tabaco patrocine los estudios de cáncer de pulmón) y es algo que fácilmente se puede verificar.

Entonces. ¿Qué les quiero decir? Primero que vayan y vean el documental (está en la página del documental y seguro que alguien ya lo montó en YouTube) y con mente abierta por favor, no siempre es fácil entender otros puntos de vista cuando estamos encerados en el nuestro.

Luego, mi percepción acerca de lo que ví, sin ganas de hacer spoilers, es:

  1. Deben tener en cuenta que en el documental el narrador empieza diciendo “soy un hipocondríaco en recuperación”, por lo que a mi parecer le resta mucha fuerza a lo que comenta. No es que sienta que las personas hipocondríacas no tengan razón en sus creencias, pero muchas exageran, entonces ya allí para mi se perdió parte del argumento, y no habían pasado ni 5 minutos.
  2. Hay una serie de testimoniales que, a mi juicio, no dan fuerza al argumento. Sé que querían mostrar los beneficios de una alimentación vegana, pero llegan a verse algo falsos.
  3. Me encanta que hayan intentado comunicar con estas organizaciones y en todos los casos, ver las fallas que las mismas tienen cuándo se reclamaba una explicación al querer contrastar resultados entre organizaciones mundiales y europeas con las estadounidenses. Definitivamente hay algo que no quieren decirnos.
  4. Es algo fuerte observar, lo que yo tanto comento y mi motivo por el cual me gusta consumir alimentos que no contengan carne, el proceso de la industria cárnica convencional. Para nosotros es muy sencillo solo pasar al super mercado y comprar la pieza de carne que queremos, pero cuántos de nosotros sabemos las condiciones de crianza, proceso de “beneficiado” del animal y más aún el proceso de conservado de esas carnes. Creo que muy pocos es la respuesta correcta. Y si, sé que hay personas más impresionables que otras, pero no quiero recalcar la crueldad del asunto (tampoco lo hacen en este documental), sino las condiciones de salubridad que si nos afectan bastante.

Ahora bien. Yo consumo carne animal, sin embargo trato de minimizar mi impacto ambiental con el consumo de carne. No me gustan los extremos, por eso intento “equilibrar” las cosas en mi consumo de alimentos. Aunque nunca se puede decir nunca.

Este video solo sigue reforzando cierto criterio en mi de evitar el consumo de carne, aunque siempre lo pensé más por el bien de los animalitos, ahora también lo refuerzo con el daño que se le hace a otras personas y a mi propio cuerpo.

No fue un documental que cambiara mi vida, pero si me hizo pensar e investigar sobre ciertas cosas. Creo que este es el verdadero fin de este tipo de videos. No decir qué está bien y qué está mal, sino animarte a investigar y que tu consigas tu propia verdad.

Y eso me parece importante, el respeto de opiniones. Pues conozco tanto en la comunidad omnívora como en la vegana a personas muy agresivas y dominantes con el resto de las personas sobre qué y cómo comer.

Así que tomemos un respiro hondo y abramos nuestras mentes.

De verdad les recomiendo que vean este video. Es bien interesante. Y luego me dan sus opiniones que también me encantaría saberlas 🙂

Besos.

Has cambiado

1e7f942faa84137c036cfcd981dc3b12

Persona 1: Has cambiado – Persona 2: Eso espero

Cambios. Una palabra tan sencilla y la cuál trae consigo grandes consecuencias.

¿Por qué tememos al cambio?, ¿es cambiar malo?. Yo no creo que sea malo, solo que muchas veces el cambio significa dejar ir nuestra zona de confort.

Por ejemplo, siempre soñamos con mejorar, con un futuro brillante, pero muy pocas veces cambiamos lo que es necesario para obtener esos resultados, no porque no empieces a hacerlos, sino porque se ven muy cuesta arriba.

Entonces, ¿quiere decir esto que lo que soñamos no es la meta porque no estamos dispuestos a hacer los cambios necesarios?, no lo creo. Más bien apoyo la teoría que nos asustamos, o peor aún, nos decepcionamos, bien sea por abandono o por falta de apoyo. Y nos resentimos a permanecer en el espacio que conocemos, el que sabemos que podemos controlar. Y he ahí la palabra mágica, CONTROL.

Ahora, replanteemos la pregunta. ¿Qué nos hace querer controlarlo todo?. Aún busco la respuesta más lógica a esta pregunta, pero hasta ahora solo he dado con esta respuesta, la adultez. Crecer implica un número de aprendizajes grande y con ellos casi siempre vienen heridas, al final nos rehusamos a recibir otra lección dolorosa, así como cuando niños nos caíamos o nos castigaban, pues de adulto las heridas van por dentro y sanan muy lento.

Sin embargo, el mundo no deja de cambiar. Tu entorno se modifica, personas vienen y personas van, todo se sigue moviendo, y tú sigues ahí negándote a moverte, plantado.

Se que es una situación fuerte, puedo decirlo con toda propiedad, pero no podemos solo quedarnos a ver el tiempo pasar, a ver la vida pasar. Vive tú. Empieza por pequeñas cosas, como por ejemplo salir de tu casa, cambia tu cabello, prueba estilos nuevos, conoce nuevas personas, ve a un lugar que no conozcas, y poco a poco irás escalando tu nivel. Pero siempre hay que dar un primer paso.

Haz una lista con esas cosas que sueñas y haz otra lista con los pasos que debes seguir para lograrlas. Pero no te quedes atrás.

No tienes que ir al ritmo de los demás, ve a tu ritmo, todos nacimos diferentes y en formas muy distintas, así que no podemos seguir encerrados en esa caja de las metas que debes tener cubiertas a cual edad.

Deja de lado el pensamiento catastrófico de fracaso, porque aunque hayas intentado algo y haya salido mal, puedes decir que tuviste el coraje de hacerlo y no sentarte a ver si podía pasar o no.

No te sientas mal de haber cambiado, asústate si al contrario te dicen que sigues igual. Cada etapa de tu vida requiere una versión distinta de ti, de lo contrario tienes cuentas pendientes.

Y al final, recuerda que todo cambio, bueno o malo, es para tu crecimiento, para hacerte mejor persona de la que fuiste. Al momento es difícil de entender, pero si aprendes la lección sabrás que hacer.

Feliz lunes para todos.

Besos.