Miedos

Todos tenemos miedos.

Y curiosamente, mientras más crecemos, más miedos tenemos. Yo de niña pensaba que los adultos de hecho no tenían miedo, que tomaban decisiones pertinentes y óptimas con facilidad. Que al crecer, los problemas y las situaciones difíciles de la vida se podían evaluar más fácil y tus resultados no serían una angustia en el tiempo.

Sin embargo, me equivoqué. Los temores parecen crecer a la par con uno. Y ¿por qué? ¿a qué le tememos tanto?. Pensamos y repensamos las soluciones, volvemos a pensar en los pros y contras de nuestras opciones, y luego nos lamentamos de la solución y pensamos que tal vez la opción anterior era mejor. ¿Ansiedad? ¿Culpa? ¿”egoísmo”?

Si venimos al mundo a crear, a hacer en bien y crear felicidad, ¿por qué nos torturamos tanto con nuestras acciones?.

Ésto ya no es egoísmo (no si tus acciones no generan daños importantes a otras personas), es parte de tu satisfacción como ser humano. Es volver a ver el mundo como niños, extender nuestros límites y pensar que siempre hay toda una vida por delante. 1 año, 20 años, es igual. Es tiempo de logros y satisfacción personal. Es cambiar tu mundo para modificar tu entorno.

Así que da el primer paso, acepta que tienes miedo. Yo ya lo hice.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s