El reto de ser mujer

Hola chicas y chicos.

Hoy es 8 de marzo. Como muchos de ustedes saben hoy se celebra a nivel mundial el día de la mujer. Un día que nació del abuso de un grupo de mujeres trabajadoras, obreras, que exigían reivindicaciones laborales y salariales. Manifestaciones que no eran nuevas y manifestaciones que hoy día aún siguen.

A pesar de todo el tiempo que ha pasado, muchos dicen que ya todo quedó atrás, que hay igualdad, que poseemos los mismos derechos. Sin embargo esto no es cierto, incluso con dolor he notado cierta involución, el aumento de hombre y mujeres machistas en la sociedad, el aumento desigual en los derechos sobre nuestros cuerpos, nuestro  trabajo, salarios.

Vivo en una sociedad  de la cuál escucho comentarios referidos contra la mujer de forma constante, muchos dichos de forma inocente, pero no por eso dejan de ser agresiones, pasivas, pero agresión al fin. ¿Cuántas veces no he escuchado que la mujer no debería estar al volante de un carro porque lo ralla, choca, maneja lento, estorba, etc.?, que si un hombre te hace un comentario desagradable en la calle es culpa tuya por ir vestida tan provocativa, que no puedes discutir en contra porque tienes las de perder, que tu sueldo es inferior al de un hombre solo porqué si, que si no cumplo con estándares de belleza femeninos soy menos mujer. Y diariamente se escuchan estas cosas, palabras más, palabras menos. Pero siempre presentes.

Entonces, los movimientos feministas, que los hay de todo tipo, terminan siendo focos de atención negativa, porque está mal amarte como eres, está mal visto querer superarte cada día más, porque al final el mundo es conquistado y dirigido por hombres.

Pues quiero ver yo como hubiera crecido el mundo sin el aporte femenino. Estamos para completarnos y no para destruirnos. Si bien físicamente no todos somos iguales, por dentro sí lo somos. Una masa de músculos y huesos, llenos de sueños y de ganas.

Así que hoy mi mensaje va para las mujeres y para los hombres. Somos personas semejantes, únicos cada quien a su estilo, pero iguales. No existe diferencia de intelecto por tener un órgano reproductor diferente. Ni los penes, pechos o vaginas pueden limitar nuestro cerebro, nuestros sueños y por ende todo lo que viene asociado a ello. Respetémonos como personas, como individuos semejantes. Pero al fin y al cabo personas preparadas, con metas, con intelecto, con sueños y con un futuro por delante. Está en ti el forjar tu futuro y el ayudar a los demás a hacer su camino más sencillo.

Así que mujer, empodérate, toma control de ti, vas más allá de unas curvas y cabello lindo, más allá de una fuente de vida, eres valiosa e inteligente y mereces conseguir lo que te propones, mereces ser respetada por lo que haces y lo que sabes, así que valórate y empieza el cambio dentro de ti. Reconócete poderosa y tu entorno cambiará.

Se fuerte, ámate, respétate.

Besos.

Advertisements

One thought on “El reto de ser mujer

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s