#WeddingWednesday – Barcelona Bridal Fashion Week

Hola amigos.

Pues sí. Ahora le toca el turno a esta hermosa pasarela de moda para novias del otro lado del mundo y que se realizó a finales de Abril.

Aquí en latinoamérica hay mucha influencia de tendencias españolas en materia de vestidos de boda (los nombres de Jesús Peiró, Rosa Clará y Pronovias son bien conocidos por acá). Así que a continuación veremos que puede ser tendencia para este próximo año o sino, simplemente para tomar estos modelos de inspiración para lo que quisieras en tu boda.

1. YolanCris

Este par de hermanas han sabido traer las muestras más delicadas, relajadas y elegantes a la pasarela, convirtiéndola en una mezcla boho-sexy-urbano-glamouroso. Simplemente la amé.

2. Rosa Clará

Elegante, simple y delicada. Esta colección guarda muy bien este concepto de Rosa Clará, sin dejar de ser chic y atrevida.

3. Inmaculada García

Su colección representan libertad creativa, elegancia y sencillez, así como cierto aire oriental que la hacen particularmente distinta. He de admitir que se ha ganado mi cariño y admiración. Sus acabados son hermosos.

4. Jesús Peiró

Una colección elegante y pomposa. De amplias faldas y combinados con pedrería y chaquetas hicieron de este desfile el sueño de esas novias y madres que desean ver trajes más conservadores.

 

5. Cristina Tamborero

A pesar del poco tiempo que tiene en pasarelas de novia, esta diseñadora me ha fascinado con su versión ligera y sencilla de trajes de novia, inspirada en el desierto de Rajasthan.

 

6. Naeem Khan

Este diseñador de NYC e invitado al Bridal Fashion Barcelona, nos mostró un rostro distinto a lo que nos tiene acostumbrado. Mezclando estampados y texturas, así como jugando con colores y pantalones, dando un aire extremadamente romántico.

Estos son solo alguno de los diseñadores que participaron. Si desean saber más pueden entrar a la página oficial de Barcelona Bridal Week y juzgar ustedes mismas que les parece.

Espero les haya gustado.

Besos

 

Mi fiesta de compromiso

Ayer hablaba con una amiga sobre esos altibajos que tenemos en nuestra vida personal. Familia, relaciones, amores y desamores. Todo esto se quedó dando vueltas en mi cabeza anoche y no podía dormir, pensando en lo “genial” de la idea que se acababa de develar en mi y molesta a la vez con la sociedad y sus patrones pre-establecidos del como deben ser las cosas y en qué tiempo.

Esto me llevó a recordar, por allá en 2011, cuando leí que una mujer decidió casarse con ella misma, pues no había conseguido a su novio para ello, así que hizo una ceremonia tal cual una boda normal. Hoy día se han escuchado de más casos de mujeres que se casan con ellas mismas, bien sea por alcanzar cierta edad o por creencias “religiosas”.
Recuerdo muchos de los comentarios que acompañaban la noticia, palabras como “desesperada”, “solterona”, “perdedora”, por nombrar alguna de las palabras despectivas. También acompañaron varias felicitaciones, pues era un lindo evento.

Aunque en ese momento comprendí lo que esta mujer hacía, es en este momento de mi vida cuando necesito afianzar un poco más lo que esta “unión” significó.

Esta mujer que les comenté decía <<llegué al mejor punto de mi vida, tengo buen trabajo, estabilidad y soy feliz. No pueden definirme como perdedora por no estar casada ahora. Decido estar conmigo hasta que encuentre un hombre que pueda acompañarme en el camino>>. Son palabras fuertes, pues hay muchas presiones sociales envueltas, trabaja, se excelente y a la vez se esposa sumisa y dedicada a tu familia, todo antes de los 30. ¿Por qué?. ¿Qué ganamos con esto? ¿Chiflarnos? Definitivamente volvernos locas y estar infelices ante el cumplir con los estatutos sociales antes de sentirlos como un paso en tu camino de evolución.

¿Qué quiero decir con esto?. Bueno, hay mujeres que tienen la dicha de conocer a una pareja con la que sus sueños se convierten en los sueños de ambos, generan sueños nuevos y van de la mano, a pesar de las dificultades que presente el camino, dispuestos a cumplirlos juntos. Algunas de estas parejas se casan, otras solo siguen viviendo juntos su camino, pero ambas evolucionando para mejor y estando presente uno para el otro.
Hay otras personas que no sienten lo mismo, o hay algunas partes de su relación en disgusto pero “no es importante”, “yo me acostumbro”, “ya cambiará”. Les cuento un secreto, ninguna de esas cosas pasan. Si te acostumbras a vivir así sea una situación que te incomoda estás muriendo más rápido de lo normal, pues una cosa lleva a otra y cuando vengas a ver, tu mundo de gustos queda reducido. Todo lo que trae alegría a tu vida es también importante, así que no lo minimices. Y por último, nadie cambia si no quiere cambiar. ¿Qué te hace pensar que después de una boda sucederá?. Entonces aquí es donde aparece este bombardeo de imágenes con frases motivacionales que todas leemos, guardamos o publicamos en algún momento de nuestra vida:

editorial-l-kcf1yr

Ese “no puedes amar a alguien si no te amas primero a ti mismo”, o más bien puede traducirse en “te amaran de la misma manera en la que te amas a ti”.

Es decir, mi amor por mi misma puede atraer personas que me amen de la misma manera y todo aquel que no sepa como amarme como yo me amo se sentirá confrontado y se alejará o tratará de cambiarte, para que ames como esa persona sabe hacerlo (normalmente este tipo de personas aman muy poco y controlan mucho). No puedo creer que recibir amor como el tuyo o incluso más pueda hacerte daño, cuando el afecto llena cada espacio de tu alma y tus vibras son cada vez más positivas.

Entonces, volvamos a mis amigas cuyos matrimonios con ellas parecieron ser fructíferos, y muchas de ellas encontraron posteriormente parejas que supieron ser parte de esta historia de amor (y no, no hay que decir “pero hubieran esperado un poco más y hubiesen encontrado al amor de su vida, que prisa”). Estas mujeres, a las que hoy veo con orgullo, encontraron la fuente de la felicidad, amarse a ellas mismas. Esto cambia tu perspectiva con todo, pues estás estableciendo un compromiso contigo, tu salud, tu fuerzas y debilidades. Estas comprometida a acompañarte y superar cada etapa de tu vida con amor. Y es algo TOTALMENTE LÓGICO. Por Dios, nacemos solos (o amorochados) pero cada quien hace su esfuerzo de manera instintiva para sobrevivir. ¿Por qué cuando llegamos a la etapa cognitiva de nuestra vida simplemente empezamos a dejarnos llevar y no seguimos luchando por tener la anhelada vida? Porque perdemos ese compromiso de vivir y nos quedamos con el sobrevivir. Porque dejamos nuestra felicidad en manos de terceros y no en nosotros, no nos amamos de la misma manera. Y por esto tenemos (y me incluyo) estos problemas de autoestima, nos sentimos inconformes con quien somos porque dejamos de amarnos.

Así que la idea de una boda de 1 persona no suena ya tan descabellada. Empieza a demostrar que este compromiso es lo más importante que puedes hacer en la vida. Al final, si tu no estás bien tu entorno no puede estarlo. Como dicen por ahí, los cambios empiezan por dentro.

Entonces, si tu cuerpo es tu casa, es el único cuerpo que tienes, no hay por qué descuidarlo, ni compararlo con la casa del vecino, que de repente tiene mejores ventanas o fundaciones distintas. Toma el control de tu vida y de tu cuerpo. Toma el control de tu vida y ámate. Ámate tanto que la felicidad brote por tus poros ante tanto amor. Haz ese compromiso, como dicen en las bodas “¿prometes cuidarte, amarte y respetarte. Estar siempre presente en la salud y en la enfermedad, en la riqueza y en la pobreza, hasta que la muerte lo acabe?” Yo SI ACEPTO. Si nos abandonamos, no importa lo que hagas tu, los demás, ni lo que puedas pagar. Siempre estarás ahogándote en el vaso que tiene la mitad llena con agua.

Así que sal y celebra. Celebra que estás a punto de hacer el compromiso más importante de todos, celebra tu amor. Hazlo sola o invita a amigos. Haz una fiesta o arma toda una ceremonia, sal a comer o celebra en un parque. Lo mereces, tu amor propio merece ser celebrado y no simplemente dado por hecho. Como todo amor debe cultivarse para que crezca, sino tarde o temprano muere. El amor sin atenciones no sobrevive.

Espero que puedas darte cuenta de lo importante que eres para ti, pues yo recientemente lo he internalizado una vez más. Estoy enamorada de una mujer y esa mujer soy yo, así que ánimo.

Un beso

Siga siendo niño

Hoy es otro miércoles más, las nubes se han apoderado de la ciudad y no para de llover. Me gusta la lluvia pero un poco más separada, tantos días de grises despertares y anocheceres afectan sin querer mi ánimo, así como el del colectivo, aunque los escuches decir “me encanta cuando está nublado”. Esa pequeña mentirita que nos decimos para verle el lado positivo a días húmedos.

En fin, esta mañana estaba revisando una de mis carpetas de pinterest (mi carpeta de lugares a los que quiero ir) mientras trabajaba, para escaparme por un momento de mi rutina, de mis dibujos de vigas y desplazarme a lugares de mágico aspecto y que parecen querer brindarme su alegría, aunque un patadón a la realidad me recuerdan que son eso, un sueño.

En estos casos recurro a mi amigo Cabral, el siempre está allí fielmente verbalizando mi sentir. El de hoy es “quisiera ser niña de nuevo”, donde las responsabilidades parecían más bien obligaciones pero que me traían diversión y todas esas memorias que tengan en su mente.

00e09b63644312e2175e63d59d8d9447

No crezca mi niño,
No crezca jamás,
Los grandes al mundo,
Le hacen mucho mal.

Johner Bildbyra AB
+46 8 644 83 30
info@johner.se
sales@johner.se

El hombre ambiciona,
Cada día más,
Y pierde el camino,
Por querer volar.

232c5f85b8300ccd4b61e9fa1cfea22b

Vuele bajo,
Porque abajo,
Está la verdad.
Esto es algo,
Que los hombres,
No aprende jamás.

8cce8da2b0c882ac43fbac2707bd29c5

Por correr el hombre
No puede pensar,
Que ni él mismo sabe
Para donde va.

936b504d7a01e6a1503e33408c7fe625

Siga siendo niño,
Y en paz dormirá,
Sin guerras,
Ni máquinas de calcular.

c54d8fcbe6f88ade15364bca158aa18a

Dios quiera que el hombre,
Pudiera volver,
A ser niño un día
Para comprender.

Que está equivocado,
Si piensa encontrar,
Con una chequera,
La felicidad.

a23a06c81564a0cca59c71e88c9878d3 Besos desde este rinconcito