Las cosas sencillas

Anoche fui a un café en mi ciudad, no se si era el ambiente, la situación o la compañía, pero pasé un rato más que agradable.

Un par de cervezas, unas hamburguesas con lechuga y sin queso que sabían a gloria (y he probado suficientes últimamente como para saber cuando estoy frente una buena hamburguesa) y una torta Charlotte con limón. Nada muy elaborado, por así decirlo, pero pasé uno de los ratos más gratos que he experimentado recientemente.

Y justo en ese momento sentí que todo estaba bien. Y si lo veo de la manera correcta, en serio lo está. Solo que la mayoría de las veces sentimos, por lo menos yo así lo siento, que el no tener ciertas cosas, metas que nos fijamos en algún momento de nuestras vidas, puede convertirnos en fracasados, por ende vivimos expresando frustración de diferentes maneras, pero es un sentimiento recurrente.

Espèce rare : Le Bélougabrador #canada #vsco

A post shared by Simoné Eusebio (@olitax) on

 

Y hay un momento en el que toca detenerse, mirar el paisaje al rededor, respirar profundamente y sacar lo mejor de cada día, de cada paso que das, de cada reunión con las personas que quieres y abrirte así a nuevas experiencias.

Créanme que lo que menos busco es sonar como un asesor motivacional/espiritual porque no lo soy, solo me dí cuenta de cuántos días de mi vida he perdido por estar enfocada en la mancha del lienzo sin percibir lo que el cuadro entero tiene para ofrecerme.

La libertad empieza dentro de cada uno de nosotros al final.

Un beso.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s